Invamer y Noticias Caracol: el fomento del pesimismo

Por JORGE GÓMEZ PINILLA

Un trino lanzado por Félix de Bedout en días pasados se convierte en el detonante de esta columna: “¿Nos podrían informar a partir de cuándo lo que pase en este gobierno es responsabilidad de este gobierno?”. (Ver trino).

Aquí entre nos, esta percepción de la coyuntura responde a una doble realidad inocultable: una, es evidente que Iván Duque y su corrupta cohorte de funcionarios venales dejaron un estado de cosas desastroso, que no se soluciona de la noche a la mañana.

Dos, el gobierno de Gustavo Petro ha cometido errores propios, no atribuibles al gobierno anterior. Estos van dejando una huella negativa, que debe solucionarse con espíritu autocrítico, reconociendo lo que se corresponde y mostrando propósito de enmienda. Uno de esos errores fue la compra de edredones y almohadas con plumas de ganso por parte del DAPRE. Habrían tenido la oportunidad de sacar pecho mostrando las pésimas condiciones en que recibieron esas habitaciones y lo que hicieron para dotarlas, pero la noticia se volteó contra ellos y terminó convertida en crisis de credibilidad. Así lo expliqué en esta columna, donde hablé de la ostensible falta de una estrategia de Comunicaciones que les permita prever situaciones de riesgo o reaccionar ágiles ante situaciones inesperadas.

Otro error, ciertas declaraciones calenturientas o contradictorias entre funcionarios, que pueden generar temores a muy alto nivel o ser objeto de interpretaciones acomodaticias.

Ahora bien, desde la otra orilla hay algo que no se puede ocultar, y que comienza a dibujarse como una poderosa campaña de desinformación, orientada por medios poderosos en alianza con encuestas sobredimensionadas, hacia el objetivo de sembrar pesimismo entre la población cuando ni siquiera se ha llegado a los tres meses de gestión del gobierno del Pacto Histórico.

En este contexto de manipulación de la información hay un medio que muestra a las claras de qué estamos hablando: Noticias Caracol. Basta repasar el enfoque tendencioso que le dieron a la divulgación de los resultados de la última encuesta de Invamer: “la desaprobación del presidente Petro subió 20 puntos en dos meses, dijeron desde el titular. O sea, de entrada dan por implícito que frente al gobierno hay una desaprobación general, y que esta subió 20 puntos. (Ver noticia).

Para demostrar que a esta tendencia de fomento del pesimismo se sumaron los demás grandes medios, veamos otros tres tristes titulares: “Encuesta Invamer, ¿Se acabó la luna de miel?”. (El Colombiano). “¿Se acabó el optimismo frente al gobierno Petro? Aprobación baja 10 puntos”. (El Espectador). Desaprobación de Gustavo Petro sube 20 puntos. (Blu Radio).

Volviendo a Noticias Caracol, así resumieron las conclusiones de la encuesta de Invamer:

– Un 87% de los encuestados creen (sic) que el costo de vida ha empeorado. En agosto el porcentaje era del 80%.

– El 80% cree que la economía ha empeorado. En agosto la cifra era del 61%.

– Quienes creen que la corrupción ha empeorado, pasó (sic) del 60 al 66% en dos meses.

– Aquellos que consideran que el desempleo ha aumentado, pasaron del 53 en agosto al 62% en octubre.

– Un 77% de aquellos que contestaron la encuesta en Bogotá cree que las cosas en la capital están empeorando. En la medición anterior el porcentaje del 59%.

¿Cuál conclusión se puede sacar de esto? Que el país está sumido en el caos por culpa del presidente Petro. Y es cuando surge otra pregunta válida: ¿alguien recuerda si durante el gobierno anterior algún medio de comunicación tradicional presentó los resultados de una encuesta sobre aprobación o desaprobación de Iván Duque de una manera tan tétrica, tan espantosa, tan pesimista?
Menos se puede pasar por alto que el día anterior Noticias Caracol había entrevistado a un “analista” cuyo nombre no recuerdo pero el video está aquí, quien culpó a Petro de la devaluación del peso y la subida del dólar «desde el 19 de junio, fecha en que fue elegido en segunda vuelta Gustavo Petro”. No miento, así lo dijo: «desde el 19 de junio”.

 ¿A qué obedece todo esto? Vamos por partes, como dijo el carnicero. Sin margen de error, hay cómo probar que durante el gobierno anterior el cubrimiento de la economía en Caracol anduvo siempre dedicado a  promover el optimismo empresarial y a mostrar un crecimiento constante de la economía, mientras aparentaban objetividad periodística con sesudas investigaciones que denunciaban casos de corrupción (elaborados por los excelentes periodistas Ricardo Calderón y/o Juan David Laverde) sobre políticos o entre las filas del Ejército, pero nunca tocaron a la presidencia ni la figura misma del presidente, que siempre permaneció intocable para este medio. ¿Por qué? Porque la mayor parte de la jugosa contratación publicitaria que recibían era ordenada directamente por la Presidencia.

Durante este gobierno, por el contrario, andan dedicados a promover el pesimismo, y la única explicación razonable tendría que ver con que a sus dueños -como a los dueños de los demás poderosos medios con entronque financiero o industrial capitalista-, lo que menos les puede interesar es que llegue a tener éxito o a consolidarse con buena imagen un gobierno de Izquierda. ¡Vade retro!, deben pensar para sus adentros.

Y a todas estas, ¿se le puede creer a Invamer? Baste mencionar que esta empresa resultó de una alianza estratégica con la multinacional norteamericana Gallup, y que con Jorge Londoño a la cabeza contribuyó como ninguna con los resultados amañados de sus encuestas al triunfo de Iván Duque. En recompensa, fue premiado con la presidencia de Hidroituango. ¿Y qué pasó con la hidroeléctrica bajo su mando?  La historia ya se conoce. Con esto les digo todo.

DE REMATE: Vale la pena aclarar que aunque el canal Caracol y El Espectador pertenecen al mismo dueño (el Grupo Santo Domingo), este último medio bajo la acertada dirección de don Fidel Cano sí conserva una línea editorial independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial