Sancocho nacional

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Que el dólar se disparó;
que la reforma se cae;
que, otra vez, roban el PAE;
que el gringo vino y no vio.
Todo esto sucedió,
con sorpresas ya previstas,
por lenguaraces ministras
que opinan con imprudencia,
por formación de falencia
pues estaban poco listas.

Que se cae la tributaria
como lo piden los gremios;
que en aprobar no hay apremio;
que se discuta en plenaria.
Esta es la parafernalia,
con temas a tutiplén,
que siembran mucho desdén
porque los medios en coro,
resaltan, de foro, en foro,
que el gobierno no va bien.

Que gravarán las pensiones;
que acabarán EPSes;
que es muy malo si decreces
las empresas a empujones.
Todos le dan coscorrones
al que defienda tributos:
Con pensadores hirsutos
nos devora la inflamación
y la tal devaluación:
“¡gobernantes, no sean brutos!

Se aumenta la pelotera
cada semana que pasa:
“hay que atender a las masas,
lo demás es fregadera”.
Les entró la ventolera
del indulto y la amnistía
para aquellos que algún día,
delinquieron, destrozaron,
del vandalismo abusaron
en arranques de anarquía.

Soñamos que llegue el día
de anunciada “paz total”,
no con muertos en costal
de esa atroz carnicería.
Un baldado de agua fría,
de los pies al hipocampo,
despierta ciudad y campo,
cada que anuncian medidas:
Menos mal busca salidas
ese buen ministro Ocampo.

ÑAPA
Dijo la ministra Irene,
del ministerio en convite:
“no sé si a ustedes les suene,
para que el dólar se frene:
¡pues que cierren Dollar City!”.

@pedrojdelvalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial