Y que se olviden de Biden

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Biden los dejó alistados
con la visita imprevista;
y a Martha Lucía muy lista
con los faldones planchados.
Claro, se les vio frustrados,
en diplomacia muy fallos,
pues les pisaron los callos
ya que solo llegó el Rey
y el pobre Iván, en su ley,
quedó como “buen vasallo”.

Adiós a la jugadita

Macías ya no irá al Senado,
una pérdida indecible.
¡Cómo puede ser posible
que salga el más ilustrado!
Entre chismes se ha filtrado
que esa actitud lapidaria,
imprevista y temeraria,
la inspira la decisión
de hacer alto en la función
mientras cursa la primaria.

Luego será bachiller,
profesional y magister,
seguro haciéndose el míster
porque no sabe leer.
En el mundo del saber
con profundidad de inopia,
tramita su causa propia
y, como Jennifer Arias,
de tesis, con glosas varias,
ya tiene lista la copia.

A propósito de aquesta,
del Congreso en los anales,
muchos jóvenes cabales
ya formularon la apuesta.
La inocencia allá se orquesta
tachándola de embarrada,
porque la U equivocada
da validez a la copia,
sin ser copia autenticada.

Principio sin oportunidad

Mattos, mañoso y muy listo,
intenta oportunidad,
que le traiga impunidad
como lo tenía previsto.
Justicia de Dios es Cristo
e inoportuna llamada
a una fiscal delegada,
que cayó en la ingenuidad
de no advertir la maldad
y de diarrea quedó untada.

Ese principio no aplica,
le dijo la Fiscalía:
¡uy, qué pena con usía!
Cualquier fiscal se lo explica.
El chorro mojó la mica
del distinguido togado
y muy ilustre abogado;
y si algo quiere cambiar
tan solo queda intentar,
pero… el cambio de abogado.

@pedrojdelvalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial