Semana de mascotas

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Fue semana de mascotas
aceptadas por doquier,
recomponiendo el ayer
y las épocas remotas.
Subieron tono las notas
del Barbosa funcionario
que a pesar del gran salario,
el bienestar de sus canes,
como rey de los desmanes,
lo ha pagado del erario.

Sus caninos Laika y Bell,
-los mejores del entorno-,
en ascenso sin retorno,
con pergaminos como él.
Presumen como el aquel
tener mejores ladridos,
salir al parque vestidos,
comer “Re-guau” y salchichas,
disfrutar de grandes dichas,
por escoltas asistidos.

La bestia del senador
Un legislador pelotas,
fungiendo de montador,
llegó al recinto, señor,
con corcel, sombrero y botas.
Algunos con palabrotas,
de la sorpresa al calor,
expresaron el rencor,
con asombrosa molestia
preguntando por la bestia:
“la bestia del senador”.

“Esta es mi mascota equina”,
fue la explicación oronda,
sin advertir que lo ronda,
de los caballos la inquina.
Ahí, detrás de la esquina,
el elector lo advirtió,
a ese senador se vio
amaestrando caballos:
uno más de los vasallos
que Uribe domesticó.
En fin, los animalitos
van a pasar malos ratos,
con elocuentes maltratos
de componendas y gritos.
En recinto de refritos,
malquerencias y resabios,
ellos cerrarán sus labios
para ser siempre leales,
entre tantos animales
de ese congreso de sabios.

ÑAPA 1
“Muy temprana la protesta”,
dijo Prada, sorprendido.
Se está integrando la orquesta;
pero, al tocar en la fiesta,
algunos solo hacen ruido.

ÑAPA 2
Resucitan dos Ivanes:
Uno Márquez y un “Mordisco”.
Que ojalá el de los desmanes,
el que “mató” a estos dos manes,
siga muerto en su obelisco.

@pedrojdelvalle

* Imagen de portada, tomada de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial