Precandidatos: todo lo que usted siempre quiso saber sobre ellos y nunca se atrevió a preguntar

Como un servicio altruista al votante confundido, El Unicornio ofrece este análisis minucioso -acertado en un 88.9 por ciento- de un buen número de postulantes a remplazar a Iván Duque. Quisimos hacer lo mismo con los 60 candidatos inscritos, pero se presentó un inconveniente: hay nombres que no aparecen ni siquiera en Google.

Gustavo Petro: Vuelve y juega, primero en todas las encuestas. La segunda vuelta va a ser Petro contra «el que no es Petro». La primera va a ser Petro contra una montonera de candidatos, cada uno con un apoyo mínimo, tratando de superar al resto de la montonera. Si en la segunda vuelta gana Petro, va a ser un gobierno muy difícil: todo el Establecimiento en su contra. Si gana «el que no es Petro», será un gobierno muy débil, con una fuerte oposición encabezada por Petro. Aunque no gane, tendrá una bancada fuerte en el Congreso.

Roy Barreras: Es su primera candidatura, ahora con el traje de la Colombia Humana. Hay quienes apuestan a que antes de que culmine el año ya estará en busca de otra coalición política.

Humberto de la Calle: Muchos lo califican como un gran candidato, pero esos muchos no alcanzan a ser tantos como para que le alcance a ser presidente.

Sergio Fajardo: Viene de más a menos, ahora con con investigación a bordo.  Él asegura que la Contraloría y la Fiscalía le montaron la perseguidora, pero que para probar su inocencia tiene una gaveta que va llena de pruebas, que va llena de documentos… ¿Qué ballena será la que se irá a ver si vuelve a perder?

Oscar Iván Zuluaga: El mejor ministro de Hacienda de Latinoamérica y de todos los tiempos, ya se considera presidente, a pesar que esta vez Uribe no ha dicho que es su candidato.

Paloma Valencia: A la espera de recibir el guiño de Uribe para impulsar su candidatura. Pero él la prefiere como su más fiera -sí, fiera feroz- defensora en el Congreso.

María Fernanda Cabal: La más preparada y calificada para llegar a la Casa de Nariño en su condición de uribista «pura sangre».

Enrique Peñalosa: Su sueño es construir una troncal de Transmilenio de Bogotá a la Costa Caribe y llenar de parques y canchas de fútbol sintéticas las riberas del río Magdalena.

Juan Carlos Echeverry: Un derechista que afirma no ser uribista. Es godo pero recoge firmas para ir como independiente, no por su glorioso y amadísimo Partido Conservador, al que hoy por conveniencia ‘le hace el feo’.

Mauricio Cárdenas: Como el anterior, otro godo que fue ministro de Hacienda y ahora quiere ser presidente, para reparar las embarradas de este gobierno y del anterior, al que también perteneció.

Alejandro Gaviria: Cometió el gravísimo error de dar un primer paso en falso (con el pie derecho, digamos), cuando elogió el nombramiento de Alberto Carrasquilla en el Banco de la República: a partir de ese momento en el imaginario colectivo quedó etiquetado como uno más del Establecimiento. Lástima, porque es muy bueno.

Rodolfo Hernández: Lo primero que haría sería instalar un ring de boxeo en la casa presidencial para darle en la jeta a todo aquel que lo critique o pretenda interponerse en su camino.

Rafael Nieto: Su mayor aspiración es ser el que diga Uribe. Al igual que Duque, que tuvo esa oportunidad, no lo conocía nadie y… miré a dónde llegó.

Alirio Barrera: El ‘gallo tapao’ de Uribe. El hombre ni siquiera se las cree, que él sea el precandidato a la presidencia. Se deja el sombrero, porque si le funcionó a Pedro Castillo en Perú, de pronto también le funciona a él.

Federico Gutiérrez: Este sí es el que dice Uribe, aunque los del Centro Democrático no lo quieran reconocer. El exalcalde de Medellín va tranquilo con ese respaldo del expresidente, ya tiene importantes votos asegurados.

Jorge Robledo: Sus votos solo le alcanzan para ser senador de la República. Y pare de contar.

Juan Fernando Cristo: Por ahí supimos que dizque se subió a un bus de Transmilenio en compañía de sus competidores, los demás precandidatos de la Coalición de la Esperanza. Parecían en un reality.

Iván Marulanda: Es de la Alianza Verde, pero apenas supo que le dieron personería jurídica al Nuevo Liberalismo, empezó a hacerles ojitos.

Juan Manuel Galán: No confundir con su hermano Carlos Fernando, concejal de Bogotá. Galán se lanzará por el Nuevo Liberalismo, partido que fundó su padre, junto con Iván Marulanda y Rodrigo Lara Bonilla.

Rodrigo Lara: Hijo del inmolado ministro de Justicia. También quiere ser el candidato del Nuevo Liberalismo, pero se va a quedar con los crespos hechos

Miguel Ceballos: Excomisionado de Paz de Iván Duque. Eso lo dice todo.

David Barguil: Se ha sabido por ahí que la Corte Suprema le abrió indagación por sus reiteradas inasistencias -con excusa falsa- a las sesiones del Congreso.

Ubeimar Delgado: Exconcejal de Cali, exauditor de Cali, exgobernador del Valle, exsenador de la República, exrepresentante a la Cámara. Ahora quiere sumar a su hoja de vida «excandidato» a la presidencia.  

Gustavo Rincón: Mayor General Retirado, se inscribió para matar el aburrimiento que le produce ser pensionado del Ejército.

Carlos Alfonso Velásquez: Otro coronel en retiro del Ejército que no sabe qué hacer con su tiempo libre de pensionado.

Jorge Ospina Sardi: ¿Ese quién es? Ni idea.

Jaime Arturo Fonseca: El Pastor del Centro Democrático. ¿No se suponía que todo los miembros de ese partido son católicos, apostólicos y romanos?

Luis Pérez: Exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia. No confundir con el que se fue a ver ballenas.  

Francia Márquez: Fórmula vicepresidencia de Petro, está más que cantado.

Judas Tadeo Echeverría (Movimiento de Restauración Democrática): Debe ser uno de los discípulos de Jesús de Nazaret, que formaba parte del grupo de «los doce» apóstoles.

Jorge Eduardo Charlot (Del Pueblo para el pueblo): Nadie nos Charlot tanto como él.

John Hitler Delgado (Movimiento Democrático Independiente Colombiano): Con ese nombre, hasta uribista debe ser…

Álvaro Cristancho Toscano (Movimiento Conducir): Dice su biografía en Facebook “Soy colono del Sarare. Mis padres son Cofundadores del Municipio de Cubará. Me trajeron en brazos. En 1960, luego a mi padre Silvestre Cristancho Herrera, INCORA le parceló una finca en LA PAZ corregimiento del   municipio de Arauquita. Soy el octavo de los 13 hijos de Silvestre y María Ramos Toscano Flórez. Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, hoy Beato, me  dio la beca de estudio en el Seminario La Milagrosa en Chita, Boyacá”…

Efraín Torres Plazas (Eliminemos Las Ratas Políticas Marcando Aquí): Con el nombre de ese movimiento se recuerda a Carlos Moreno de Caro, y queda a su cuenta y riesgo si quiere votar por él.

Tiquidimas Fernández (Movimiento La I). Más fácil y de mayor recordación el nombre del movimiento que el del candidato.

Elizabeth Moreno Sanabria: Ni siquiera tiene nombre su movimiento. Si alguien sabe de ella, le recibimos la información por el interno.

Gregorio Cano Moreno: Tampoco tiene partido, ni siquiera aparece en Google. Tal vez es hasta buena persona, pero ni idea.

Álvaro López Restrepo (Por la Purga): Les contará a sus nietos que alguna vez fue precandidato a la presidencia. Por el nombre de su grupo detectamos que puede ser gastroenterólogo, o que quiere acabar con las lombrices intestinales.  

Rafael Augusto Capacho (Movimiento Republicano Patriota): Guardará el tarjetón para chicanear con su amigos de que fue candidato presidencial.

Son muchísimos más los candidatos, pero se nos acabó el espacio. En todo caso, este compendio ha sido hasta hoy el más valioso aporte de El Unicornio a la democracia colombiana. Póngale la firma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial