“Ningún laboratorio se hace responsable por su vacuna”: Karina Acevedo Whitehouse

Por la pertinencia del tema, El Unicornio publica apartes de una charla llamada La otra cara de la moneda que dictó la doctora Karina Acevedo a estudiantes de décimo semestre de Medicina en México, donde ella habla de los efectos adversos que pueden producir las vacunas que hoy existen contra el covid-19. Son de suma importancia sus apreciaciones en consideración a su trayectoria como profesional de la salud, por el público al que va dirigido el tema y por la sustentación de sus argumentos.   

Karina Acevedo Whitehouse entre otros reconocimientos y títulos es Médica Veterinaria Zootecnista de la UNAM, Maestra en Ecología Marina por el CICESE con una tesis sobre ecología de enfermedades, Doctora por la Universidad de Cambridge con una tesis en Inmunogenética, y cuenta con un postdoctorado en el Departamento de Epidemiología de Fauna Silvestre del Instituto de Zoología de Londres y Profesora Investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Video completo de la charla de la doctora Karina Acevedo Whitehouse.

A continuación algunos fragmentos de su intervenciones:

“El solo hecho de nombrar las palabras efectos secundarios hace que muchos se enojen, porque dicen eres una antivacunas. Pero en realidad, en aras de la ciencia, se deben decir las cosas como son. La CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) reconoce que puede haber efectos secundarios más comunes, que te duela, que se inflame o que te dé fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y honestamente ninguna de estas es relevante”.

“Existen, al menos en Inglaterra y Estados Unidos, páginas oficiales que reportan reacciones adversas a las vacunas: Vaers Covid Reports. Al 26 de febrero ya se habían presentado 1.265 muertes y 25.212 reportes de reacciones adversas. Una reacción adversa de muerte es seria. O a lo mejor se puede decir que 1.265 muertes de casi 60 millones de dosis, pues es muy poco. Pero la misma CDC indica que muy pocos de los casos adversos llegan a ser reportados, porque ese es el reporte del médico o del paciente y mucha gente, ni el médico ni el paciente, sabe que existe esa página”.

“En Inglaterra la vacuna Pfizer y la de Astrazeneca han generado muertes con reacciones adversas determinadas. Al 7 de febrero la vacuna de Pfizer llevaba 173 muertes y 150 muertos la de Astrazeneca”.

“De que ocurren las muertes, ocurren. Yo pondría como una especie de argumento que un médico tiene la obligación de decirle al paciente que sí se pueden dar, pero son pocos. Es un porcentaje muy bajo de casos, pero claro que puede pasar”.

“El profesor Eric Caumes de la Unidad  de Epidemiología del hospital La Pitié-Salpêtrière de París, dijo: “Soy de los que más promueven una vacuna. Estoy convencido de que la vacunación es lo único que nos sacará de esta situación (…) Pero nunca he visto una tasa tan alta  de efectos adversos en una vacuna. (…) Hay más efectos adversos en gente joven que en personas mayores, e incluso más después de la segunda dosis”. Este tipo de comentarios de personas especializadas en vacunas no debe de ignorarse. No es que esté diciendo no a la vacuna, está diciendo ojo, el número de reacciones adversas es mucho más alto de lo que se ha visto para otras vacunas”.     

“En la revista Science de 2014 aparece un artículo firmado entre otros por Anthony Fauci (inmunólogo estadounidense, de 80 años, actual asesor médico jefe del presidente de EE.UU.) donde se estudiaron las vacunas que usaron adenovirus como vector para creación de vacunas VIH, Y su conclusión es: No se deben hacer vacunas contra ningún virus con esta plataforma de adenovirus. ¿Cuántas de las cinco vacunas autorizadas en México son de este tipo? Tres, la Sputnik (rusa), la Astrazeneca y una de las chinas. No es que contengan el virus del Sida, es que incrementan el riesgo de infectarse con VIH si son expuestos”.

“La fase 3 (de seguridad y efectividad) continúa, está inconclusa y no incluyeron a todo tipo de personas. Es decir, se hicieron a personas de 16-18 años a 55-65 años. Excluyeron a personas mayores, no incluyeron personas con VIH, no incluyeron personas con diabetes, con hipertensión, no incluyeron mujeres embarazadas, no incluyeron niños. Como si la vacunación sirviera para todo el mundo de la misma manera. Y no es así. Necesitamos saber cuáles son los efectos que pueden causar en diferentes edades, con distintas condiciones fisiológicas, con distintas condiciones patológicas”.

“Ninguna vacuna se evaluó en animales, se saltaron esos estudios preclínicos”.  

“El Dr. Hugo López Gatell (Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en México) dijo hace poco dijo que no pasaba nada si hacemos una mezcla de vacunas: que primero te pongan la Pfizer y después la Astrazeneca. Eso es una locura, una irresponsabilidad, ni siquiera ha habido un estudio, estamos jugando con fuego y no se está haciendo un esfuerzo para identificar grupos de riesgo a este tipo de vacunas”.

“Hace unos días hubo una reunión virtual en Ohio, había un investigador, Vanden Bossche, que lleva años trabajando en GlaxoSmithKline. Él en ese congreso dijo, estamos yéndonos de cabeza a una situación insostenible, nunca se debe vacunar contra un virus con esta tasa de mutación en medio de una pandemia, porque lo que vamos a hacer es seleccionar resistencia contra la vacuna. Cuidado, estamos creando un monstruo y lo único que vamos a hacer es tener muchos más casos y mucha más inmunopatología. Espero equivocarme, pero nunca había estado más preocupado de nada en mi vida”.

“Todas las compañías farmacéuticas que están produciendo la vacuna están indemnizadas al 100 por ciento. Si alguien tiene un problema no puede demandarlas, todos los gobiernos firmaron ese acuerdo de indemnización. ¿Qué implica? Que si tienes un problema puedes intentar demandar al Gobierno, y te deseo buena suerte si ganas”.

“El asunto es ¿por qué las farmacéuticas tienen tanto interés en estar indemnizadas? Si yo genero un producto y realmente creo que es seguro, diría no hay ningún problema. Pero no han dicho eso. Esta ha sido la tónica de muchos laboratorios en el pasado y en algunos países se ha logrado indemnización, en otros no. Pero ahora es generalizado a nivel mundial, ninguna compañía farmacéutica se hace responsable”.

“Al ser autorizadas por cuenta de la emergencia, estamos en un limbo legal: que tú aceptes ponerte la vacuna implica que estás aceptando participar en un experimento. Y si participas en un experimento no puedes pedir indemnización, es un vacío legal”.

“Muchos colegas me han dicho ¿por qué no te callas? Pues porque no me puedo callar, porque entonces me vuelvo cómplice”.

Un comentario sobre «“Ningún laboratorio se hace responsable por su vacuna”: Karina Acevedo Whitehouse»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial