La región RAP Eje Cafetero, líder nacional en competitividad

Por HUMBERTO TOBÓN*

Entre los primeros once clasificados en el ranking de competitividad departamental 2022, revelado por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario, aparecen los cuatro departamentos que conforman la región RAP Eje Cafetero, lo que la convierte en la más competitiva del país.

Risaralda junto con Santander empatan el tercer lugar del ranking con un puntaje de 6,33.  Caldas es séptimo (6,03), Quindío se ubicó en el octavo puesto (5,84) y Tolima fue once (5,34).

La RAP Central presentó a Bogotá en el primer puesto, seguida de Cundinamarca noveno, Boyacá décimo, Huila trece y Meta diecisiete.  La RAP de los Santanderes puso a Santander en la posición tres empatado con Risaralda y a Norte de Santander en el lugar catorce. La RAP Pacífico mostró al Valle en el puesto sexto, Nariño diecinueve, Cauca en la posición veinte y Chocó en el treinta.  La RAP Caribe tuvo al Atlántico como quinto, Bolívar doce, San Andrés dieciséis, Magdalena dieciocho, Córdoba veintiuno, Cesar veintidós, Sucre veintitrés y Guajira veintiséis.

El único departamento de la RAP Eje Cafetero que mejoró su ubicación en el ranking fue Risaralda, pues en 2021 fue quinto. Los otros tres departamentos mantuvieron sus posiciones, aunque se destaca el hecho de que Quindío tuvo una mejora de 1,7% y fue exaltado como el que implementó la mejor política de reactivación económica.

El Índice de Competitividad Departamental 2022 se calculó sobre la base de cuatro factores: i) condiciones habilitantes, ii) capital humano, iii) eficiencia de los mercados y iv) ecosistema innovador; los que están alimentados por trece pilares, que contienen ciento seis indicadores.

De acuerdo con la metodología utilizada, se buscó en primer término que los indicadores incluidos dependieran, en lo posible, de la gestión de las autoridades departamentales y que la totalidad de los indicadores correspondieran a lo que dieron en llamar “datos duros” y no a resultados de encuestas de percepción.

Los resultados de esta medición indican que el 20% de los departamentos colombianos tuvieron pérdidas en su nivel competitivo, según conclusiones dadas a conocer por Ana Fernanda Maiguashca, Presidente del Consejo Privado de Competitividad, quien indicó que el 70% redujeron sus puntajes en el pilar de instituciones. Lo mismo ocurrió con el 64% de los departamentos en el pilar de salud, el 55% en Sofisticación y diversificación y el 52% en Educación básica y media.

Revisando el liderazgo regional frente a los diferentes pilares en el ranking nacional, Risaralda fue tercera en sofisticación y diversificación, cuarta en instituciones, sexta en Salud, sexta en entorno para los negocios, sexta en sistema financiero y octava en sostenibilidad ambiental.

Caldas fue tercera en el país en adopción de TIC, tercera en innovación, cuarta en infraestructura, quinta en educación superior y formación para el trabajo, décima en tamaño de mercado y catorce en mercado laboral.  Quindío, por su parte, fue tercera en Colombia en educación básica y media.

Queda la tarea de analizar el comportamiento de los indicadores, lo que permitirá evidenciar qué áreas requieren un mayor compromiso público y privado para seguir mejorando en competitividad.

@humbertotobon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial