J. Balvin: ¡Perro!

Por ELIZABETH GÓMEZ ETAYO

La violencia simbólica es invisible y por eso es más difícil desestructurarla. La violencia simbólica se instala en los cimientos de una cultura y encima de ella se levanta una sociedad, que no alcanza a ver cuáles son los pilares que la edificaron. Se consume mediante palabras, imágenes, dichos populares, canciones, telenovelas, videos y otro tipo de productos audiovisuales que se tragan sin identificar de qué se trata, no por lo menos para el ojo inexperto. Sí, por supuesto para el ojo entrenado como el mío y el de tantas y algunos colegas que advertimos inmediatamente la porquería de producto comunicacional, publicitario o de mercado que ponen a circular invadiendo redes sociales.

Me quedo perpleja de escuchar la facilidad con la que un artista de pacotilla llama perra a las mujeres, a las jovencitas, a las chicas, a las muchachas y no genere espanto entre los más de 8 millones de espectadores que le han visto en tres semanas y media. Me aterra saber que detrás de este producto mediático, existe todo un equipo de producción, maquilladores, fotógrafos, camarógrafos, coreógrafos y no sé qué tantos más profesionales descerebrados que no se inmutan y al contrario contribuyen a que un producto de porquería como este salga a la luz pública.

Me quedo atónita de pensar que en el mundo académico nos cuidamos tanto de propinar improperios, insultos y malas palabras de manera pública a quien juzgamos que lo merece y no pase nada, absolutamente nada, cuando alguien arrogándose no sé qué derecho, nos llama perra. Hoy, con el perdón de los canes, no encuentro otro calificativo para quien que se atreve a llamarnos así que decirle: ¡vos sí, que sos un perro! Eres un perro rapero de pacotilla. Un perro callejero, rabioso y asqueroso, no lo digo yo, lo dice tu letra. Sin dios, ni ley; sin quien te cuide. Te alimentaste de basura en la calle y ahora se la botas a la humanidad. La violencia cultural que emanas es un veneno; ella es a la cultura, lo que la comida chatarra al alimento. Ni siquiera es placebo, es un tóxico letal.

Un producto dizque artístico que enmarca todos los elementos de la violencia cultural. ¡Ni que te hubieras leído al sociólogo francés Pierre Bourdieu para saber hacerlo tan bien! Has logrado hacer un video denigrante, dañino, violento, perverso no solo contra las mujeres y las niñas sino contra el género humano en general, que además de pésimo en términos musicales y de producción artística, embute tóxicos a quien lo ve, lo escucha, lo baila, lo disfruta.

¿Por qué será que me ha producido tanta rabia tu basura? Seguramente porque tengo una hija preadolescente que trató de defender tu producción musical explicándome que no todo lo que hacías era así. “Lo que hace con la mano lo borró con el codo”, le expliqué y ella, que es inteligente porque no se alimenta culturalmente de basuras como la tuya, lo entendió. Pero me quedo pensando cuántos millones de niñas lo ven, lo bailan y crecerán incorporando que está bien que las llamen perras y las traten como perras, de nuevo, con el perdón de los canes, sabiendo la connotación social que tiene esta palabra en nuestra sociedad y que ni llamando perro al hombre, lo compensa.

El daño está hecho. Más de 8 millones de personas, seguramente nuevas generaciones ven, escuchan, bailan y consumen esta toxina como si fuera alimento, y dirán que no pasa nada, que todo está bien. Seguramente el perro también dirá que no es para tanto, pero así, justamente así, es que se va fortaleciendo una sociedad injusta, desigual, irrespetuosa, inequitativa, que aplaude las desigualdades, que enriquece a un puñado de babosos, como nunca antes se había visto en la historia de la llamada industria cultural, con un manojo de estupideces, entre más básicos mejor, más plata les llega. Que tristeza. Al parecer no hay mucho que hacer, solo catarsis. ¡Perro!

EGE

Instagram: @elizabethgomez1031

Twitter: Elizabe94751468

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial