Habrá futuro, siempre y cuando…

Por HUMBERTO TOBÓN

El nuevo año inicia con la esperanza de que sea posible controlar la Covid 19 y la sociedad pueda regresar a la normalidad, lo que ocurrirá si la vacunación es masiva y alcanza por lo menos el 70% para llegar a una inmunidad de rebaño a nivel mundial, como lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, asegura que esto se logrará si la vacunación es del 90%.

Lograr que este año que comienza sea mejor, requerirá, además, del compromiso, solidaridad y disciplina de todos los ciudadanos.

2021 podría significar el comienzo de la reactivación económica para Colombia, con un crecimiento anual de por lo menos el 5%, luego de una caída del 7% en el PIB de 2020, según cálculos de la CEPAL. Esto acontecerá si se consigue la normalidad total de todos los sectores productivos, lo que está ligado a que el proceso de vacunación sea amplio, rápido y efectivo.

Para el año que pronto comenzará habrá un gran interés de los emprendedores de ponerse de nuevo en marcha y darle vida a sus proyectos. Debido a la pandemia se cerraron alrededor de 120 mil empresas en Colombia, el 99% de ellas eran medianas y pequeñas, 80% dedicadas al comercio y los servicios y el 12% a la industria. Las Mipymes son las responsables del 83% del empleo en el país. La reactivación económica sobrevendrá si hay una fuerte inyección de capital por parte del gobierno nacional y una reducción sustancial de manera temporal de las presiones impositivas.

El desempleo en Colombia tiene la posibilidad de bajar de 14% a tasas cercanas al 10% en 2021, lo que haría que se recuperasen alrededor de 1,2 millones de empleos. Esta opción está atada al comportamiento general de la economía y a la decisión de los empresarios de generar empleo formal.

La pobreza monetaria disminuirá en Colombia de manera paulatina, luego de pasar en el último año de 17,5 millones a 23,5 millones de personas en esta condición. La reducción se alcanzará en la medida en que más gente tenga ingresos por sus actividades formales e informales, y por la decisión que debería tomar el gobierno de aprobar una renta básica para las familias, con el fin de activar la demanda.

Los territorios podrán ejecutar obras públicas y ampliar sus programas sociales en 2021, contribuyendo a los planes de recuperación. Para cumplir este objetivo será necesario que se recuperen las finanzas públicas, fuertemente golpeadas en 2020, y que el gobierno central cumpla con sus compromisos de inversión plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo, los cuales se han visto retrasados.

Lograr que este año que comienza sea mejor, requerirá, además, del compromiso, solidaridad y disciplina de todos los ciudadanos, para evitar que las circunstancias que golpearon brutalmente la realidad de 2020, se vuelvan a repetir.

@humbertotobon

*Estos conceptos no comprometen a la RAP Eje Cafetero, entidad de la cual soy Subgerente de Planeación Regional.

3 comentarios sobre «Habrá futuro, siempre y cuando…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial