Es hora de hacer un revolcón en el sector eléctrico

Por DIEGO OTERO PRADA

Los defensores del sistema de regulación del sector eléctrico colombiano afirman que es el mejor del mundo. Lo es para las empresas, sin duda, pero no para los usuarios.

Como resultado de las reformas de 1994 se creó la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) y se estableció un sistema tarifario que implica aumentos automáticos anualmente.

La tarifa tiene dos componentes: uno de competencia, que es el costo de la generación de energía; y otro que se establece por parámetros que tienen que ver con los pagos al sistema de interconexión nacional, a las redes regionales, a los costos de distribución, de comercialización, de restricciones y de pérdidas.

Uno de los problemas está en el costo de generación, que explica un porcentaje importante de la tarifa, normalmente entre 35% y 40% del total, que en la realidad es un mercado cartelizado y en tal medida en contra de la idea de competencia perfecta.

Esto es claro a septiembre de 2022, cuando las tarifas han aumentado más del 40%, todo por incrementos exagerados en los precios de los costos de generación.

Para analizar la situación tomaremos como ejemplo las tarifas de Codensa para el estrato 4 que se muestran en el cuadro 1, así como los costos de generación de 2016 a 2021.

Las tarifas para el servicio de electricidad muestran incrementos pequeños para diciembre 2017, diciembre 2019 y diciembre 2920, pero incrementos fuertes en diciembre 2018 y diciembre 2021. La tasa de crecimiento anual de 2016 a 2021 fue de 5,78%.

En cuanto al costo de generación, hay aumentos fuertes en 2028, 2019 y 2021, para un incremento anual de 2016 a 2021 de 7,87% por encima del índice de inflación.

Cuadro 1 Tarifas eléctricas y costos de generación para Codensa

Pesos por kilovatio-hora

tar grup 4%costo gen%
ene-16436
dic-164544,13168,43
dic-17452-0,44166,43-1,19
dic-1851614,16196,6718,17
dic-195210,97210,416,99
dic-105373,072152,18
dic-2161113,7824614,42

Fuente: Superintendencia de Servicios Públicos

Si se miran los precios en bolsa (de valores) del kilovatio-hora, se encuentra que en 2022 sobrepasaron la barrera de los 200 pesos y llegaron a más de 400 pesos en agosto de 2022, valores totalmente injustificados cuando casi el 80% de la generación se despacha con plantas hidroeléctricas.

Los precios promedio en bolsa de la energía eléctrica estuvieron por debajo de 200 pesos el kilovatio-hora hasta diciembre de 2021, y comienzan a aumentar en enero, febrero y marzo por encima, y en agosto crecen a más de 400 pesos, algo sin sentido cuando las reservas hídricas comenzaron a aumentar desde febrero continuamente, de acuerdo con la tendencia histórica de que al comenzar el invierno los embalses se recuperan.

Hay claramente una total manipulación de los precios de generación. El sistema está fallando y requiere medidas de fondo. En principio, intervenir el mercado de generación e imponer límites a los valores del costo de generación.

Hay que aprovechar esta ocasión para hacer toda una reingeniería al sector eléctrico, revisar las funciones de la CREG, la definición de las fórmulas tarifarias y sus parámetros.

Obviamente no estamos ante la presencia de un mercado abierto de generación, sino de un mercado administrado por las empresas.

Igualmente, los factores de las fórmulas tarifarias se incrementan anualmente de forma automática por índice de precios al consumidor. En esto las empresas no hacen esfuerzos para disminuir costos, por el contrario, los aumentan automáticamente. Esto hay que modificarlo.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial