Ernesto Macías, un bachiller de armas tomar

 Por GERMÁN AYALA OSORIO

El poco leído exsenador Ernesto Macías está llamando a generales, coroneles, soldados y policías retirados a levantarse contra el gobierno de Gustavo Petro. Macías, alias el Bachiller, está jugando con candela. En su cuenta de Twitter expuso el siguiente llamado: “A los generales y demás oficiales, suboficiales, policías y soldados retirados, y de la Reserva Activa de las Fuerzas Militares y de Policía, los necesitamos ahora en la lucha democrática para salvar a Colombia. El frente de batalla por la democracia los espera”.

Digámoslo a calzón quitado, Macías se atrinchera en los dobleces del lenguaje para invitar a un alzamiento armado. Y lo hace recurriendo a ciertos vocablos propios del lenguaje subversivo de las guerrillas. El padre de las “jugaditas” en el Congreso habla del nacimiento de un “frente de batalla”. Se suma a lo anterior el tono mesiánico de su provocación político-militar: “para salvar a Colombia”. Es decir, el ladino e ignaro político no solo desconoce la decisión democrática de casi 12 millones de colombianos que votaron por Gustavo Petro y lo convirtieron en presidente de la República, sino que intenta promover la idea de que estamos viviendo una dictadura.

Según Margarita Rosa de Francisco, cuando Macías y los secuaces que quiere convocar para dicha tarea subversiva habla de Frente de batalla por la democracia, es prueba de que “a estos berracos definitivamente se les para con la guerra”. (Ver trino).

Lo cierto es que el indocto militante de la secta-partido Centro Democrático (CD) recrea en su mente un escenario que amerita la intervención de exmilitares afectos a la causa uribista para desmontar el oprobioso régimen dictatorial que solo alias el Bachiller tiene en su retorcida cabeza. Sin decirlo, el limitado político de ultraderecha está llamando al general retirado, Eduardo Enrique Zapateiro, a que se una a la causa.

En esa misma línea, Macías incita al levantamiento armado apelando a la posible molestia de los oficiales de alta graduación que Petro sacó en el marco de la más grande purga que un presidente en ejercicio haya hecho en la reciente historia del país. Purga que, por supuesto, estaría soportada en graves indicios o pruebas de actos de corrupción, o por la comisión de falsos positivos. Como en toda purga, es probable que se hayan cometido errores con oficiales probos. Lo que no queda claro en el sinuoso llamado a la rebelión que hace el zafio Macías es a quién dirige su convocatoria: ¿a los que salieron por actos de corrupción y/o falsos positivos… o a los que salieron injustamente de las filas?

La incitación a la violencia de Macías ameritaría, por lo menos, un llamado de atención de su patrón y dueño de su voluntad, el señor Álvaro Uribe Vélez. Por supuesto que ese llamado jamás se dará, porque que la extrema derecha con toda seguridad contempla entre sus objetivos desestabilizar el país, fincados en el principio que los ata a Laureano Gómez, figura política con la que se sienten cercanos. En su momento, el recalcitrante godo lanzó la consigna de “hacer invivible la democracia”.

Habrá que estar atentos al desarrollo de la invitación que hace Ernesto Macías a derrocar a Petro. El mensaje es directo, aunque venga cifrado con el uso del concepto de democracia. De consolidarse el Frente Armado para Salvar la Democracia (FASD), imagino que este sujeto lideraría una columna móvil y lo haría bajo el alias de “El Bachiller”. ¡Ajúa!

@gemanayalaosorio

Un comentario sobre «Ernesto Macías, un bachiller de armas tomar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial