El Twitter de Samper Ospina

Por JORGE GÓMEZ PINILLA

Esta columna es parodia de la que escribió Daniel Samper Ospina para Los Danieles el domingo pasado, titulada El Twitter de Petro. Lo que aquí se pone en boca del papá es invención libre del columnista, pero algunas de las cosas que dice Margarita Rosa de Francisco son tomadas casi textualmente de trinos suyos.

A veces imagino —sueño, en realidad, porque es una suerte de anhelo existencial— que una persona valerosa del círculo íntimo de Daniel Samper Ospina (por decir algo su papá) le quita el celular: 

—No más, hijo: decomisado el teléfono —sueño que le ordena mientras rapa el aparato del más compulsivo trinador antipetrista que le queda al fajardismo—. ¡A escribir su columna del próximo domingo, carajo! No más Twitter por esta semana.

—¡Pero, papiiiii! —le dice el primogénito—: deme ya mismo el celular que quiero trinar sobre la pronunciación del inglés de Petro en la COP 27… 

—Mire, Daniel, le voy a leer el trino que acaba de escribir, por si no se ha dado cuenta: “Pinta para desastre la tributaria. Para cuota inicial de futuros estallidos sociales”.

—¿Y? —pregunta el inmaduro vástago con desdén. 

—¿Cómo que “y”?  

—Es mi libre expresión como parte del desarrollo de la personalidad, pa… 

— ¿“Pinta para desastre”? ¡Eso es pensar con el deseo, hombre! Parece redactado por Alicia Franco, por Miguel Uribe, por Paloma Valencia.

—Uy papá, no me la monte. Le he dicho como veinte millones de veces que no sea exagerado…

—Y para acabar de completar, redundante: “Para desastre”. Y enseguida: “Para futuros estallidos”. Para va, para viene. ¿Para qué le enseñé a escribir? ¿Para que escriba trinos que parecen para paras, o escritos por paras? Qué irán a pensar de mí…

—Si mi celular contribuye a que cesen las peleas contigo y se consolide la unión filial, yo dejaré tranquilo mi Twitter—responde Daniel el travieso. 

(TIMBRA UN CELULAR)

—Espere, que me está llamando Margarita.

—¿Restrepo?

—Margarita Rosa, no sea malpensado. Aló.

MARGARITA ROSA: Hola, mi Daniel… ¿Cómo va todo?

DSP: Margarita, mijita, qué alegría escucharte. Aquí reprendiendo a mi hijo, el más eximio representante del centro político exquisito.

MRDF: Precisamente, por eso te llamaba. Que tu hijo critique al gobierno me parece sano, siempre y cuando valore la propuesta que Petro quiere brindarle a Colombia y al mundo en economía solidaria y en conciencia de la emergencia climática. Pero, no entiendo: ¿por qué le hace tanto eco a la banalidad del uribismo, al que solo le interesa neutralizar al gobierno para volver al guerrerismo?

DSP: Aquí entre nos, yo no sé por qué este carajito en lo político me salió volteado. Tú sabes que hace cuatro años yo voté por Petro. Todo el país lo supo. Pero Daniel no solo votó en blanco, sino que le hizo campaña al voto en blanco, qué descaro. A veces hasta me dan ganas de desheredarlo.

MRDF: ¿Y tú en esta ocasión por quién votaste?

DSP: De nuevo por Petro, obvio. Aunque en la consulta de la Alianza Verde voté por Alejandro Gaviria. Es que a mí Fajardo no me entra. Gas cuchifó.

MRDF: Yo escuché el chisme de que tu hijo había votado en la segunda vuelta por Rodolfo Hernández… ¿Será verdad?

DSP: ¡Dios nos ampare y nos favorezca! ¿Te imaginas Margarita donde hubiera ganado ese esperpento? Aquí tengo a Daniel al frente. Él me dijo que no votó por Rodolfo, que volvió a votar en blanco, pero yo supe que anduvo por la 15 con un dummy del ingeniero. Uno trae hijos al mundo, pero cuando se van de la casa ni han se sabe qué malos pasos cogen.

MRDF: Ya que tienes a tu hijo ahí, ¿me lo puedes pasar?

DSP: Claro, ni que estuviéramos bravos… Oiga, carajito: Margarita al habla. Que se ponga.

DSO: Hola, Margarita. Dichosos los ojos que te oyen.

MRDF: Dejémonos de vainas, Daniel. Yo estoy muy berraca contigo. No te digo que te voy a dar en la cara, marica, pero sí creo que estás exagerando en tus trinos incendiarios contra el gobierno.

DSO: Exagerado mi papá.

MRDF: Volvete serio, oís…

DSO: Cuando quieras nos vemos como amigos y me explicas por qué te parece banalidad que haga sátira contra el gobierno de Petro y no contra el de Duque, Santos, Uribe o cualquier otro. Yo satirizo el poder, más allá de quien lo ocupe. Dejar de hacerlo me convertiría en militante, como tú…

MRDF: ¿Militante?, no me confundas. Simpatizante. Si fuera militante le habría aceptado a Petro su invitación a meterme al Senado. Simpatizo y soy solidaria con este gobierno, además como un gesto responsable con el país y con el planeta.

DSO: Pero no podrás negar, Margarita, que yo soy el más moderado, el menos barra brava de la camada antipetrista.

MRDF: Lo que deberías hacer es dejar de ser tan irresponsable con tus sátiras -o más bien burlas- contra Petro. ¿A quién le gusta que se burlen de uno? Por un lado, estás convencido de que cualquier cosa que él diga le sube o le baja el precio al dólar. Y te preguntas angustiado por qué Petro no ha dicho que van a seguir las exploraciones de petróleo, para que el dólar deje de subir.

DSO: ¿Y?

MRDF: Y, por otro lado, le criticas hasta el modo en que pronuncia caridat, solidaridat, piedat… Yo en lugar de ayudar a desbaratar lo que hay, estoy apoyando una propuesta honesta de cambio, con sus defectos a corregir.

Daniel Samper Pizano vio que la conversación de Margarita Rosa con su hijo iba para largo, porque de la pronunciación de Petro en español y en inglés habían pasado a Natalia París, y ahí parecía que por fin comenzaban a ponerse de acuerdo en algo. Así que decidió irse hasta la dulcería de la esquina a satisfacer el antojo repentino que le dio de un postre de natas, mientras llegaba el momento de recuperar su celular.

@Jorgomezpinilla

* Imagen de portada, tomada de KienyKe

Un comentario sobre «El Twitter de Samper Ospina»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial