Covid: tercera ola en descenso, pero habrá cuarta

Por DIEGO OTERO PRADA

Van 36 días desde que se inició el 29 de junio la parte descendente de la tercera ola. El promedio para la segunda y tercera ola de esta etapa fue de un mes y 20 días. Si el futuro fuera como el pasado, significaría que la parte decreciente de la tercera ola debería terminar el 17 de agosto. Pero el futuro no es una simple extrapolación del pasado.

Casos y muertos diarios siguen descendiendo

La caída en los casos diarios ha sido fuerte desde el 29 de junio, más que en las dos olas anteriores, porque en esta tercera se llegó a una cifra alta del pico. Para el 3 de agosto el total de casos diarios está por debajo de los picos de las dos primeras olas (gráfico 1).

De los 31.257 infectados que hubo el 28 de junio a los 8.601 del 3 de agosto, se evidencia una reducción de 72,5% y una tasa de disminución diaria de 3,76%, cifras bastante dicientes.

Si persistiera la tendencia decreciente se llegaría a un punto mínimo el 17 de agosto, para iniciarse a partir de allí la cuarta ola.

Sea como fuere, hay factores que harían que esto no sea así, y el principal es el ritmo de vacunación, que era cerca de 29,0% de la población para el 2 de agosto, lo cual ayuda a que se produzcan menos contagiados. Pero todavía estamos lejos de la inmunidad de rebaño.

Ahora, se habla mucho de la variante Delta, que de entrar en Colombia podría cambiar todo y acelerar los contagios. Por eso, es necesario que el ritmo de vacunación aumente a 500.000 por día.

Gráfico 1 Casos diarios del 1 de enero al 3 de agosto de 2021

Paralelamente, los muertos diarios han tenido caídas fuertes, como con los casos diarios, de un pico de 663 el 28 de junio a 286 el 3 de agosto, aunque con un ritmo de desaceleración menor que con los infectados diarios.

Vacunados y pruebas

Se presentó una recuperación en los vacunados del 28 de julio al 2 de agosto, con vacunados diarios promedio de 393.000, por encima de los 300.000 de las semanas anteriores, indudablemente un signo positivo, pero no lo suficiente para alcanzar rápido la inmunidad de rebaño antes de diciembre de 2021.

En pruebas diarias se sigue muy mal, el promedio continúa alrededor de 66.000. Siempre se ha dicho que las pruebas deben estar por encima de las 100.000 diarias si se quiere controlar la pandemia, y ahora para evitar una cuarta ola o que sea menos fuerte que la tercera.

En esto parece existir confianza en las autoridades porque se tiene una etapa descendente de la tercera ola y se cree que no va a pasar nada.

Bogotá, factor determinante de la tercera ola

La gráfica 2 presenta la situación de los ocho territorios más importantes en la propagación del Covid-19, faltando Santander y Córdoba, del 12 de abril de 2019 al 3 de agosto de 2021, es decir, toda la historia de la pandemia en Colombia.

Es impresionante la etapa ascendente de Bogotá en la tercera ola, cuyo pico fue casi tres veces el de la primera ola y 75,0% del de la segunda. Bogotá llegó a explicar entre el 35,0% y el 37,0% de los contagiados nacionales entre el 28 de mayo y el 25 de junio, en la etapa fuerte del crecimiento de los infectados a nivel nacional. Así como fue acelerada la etapa exponencial en Bogotá, la decreciente lo ha sido también, que se refleja en que para el 3 de agosto explicaba el 25,9% de los infectados diarios. Como siempre se ha manifestado, lo que ocurre en la capital define la situación del Covid-19 a nivel nacional.

Antioquia es el único caso con cinco olas, siendo las dos últimas las más fuertes.

En Valle del Cauca la tercera ola también ha sido fuerte en la etapa ascendente, pero no como en Bogotá.

Atlántico es muy similar a Bogotá puesto que las dos primeras olas fueron suaves, pero la tercera tuvo una etapa exponencial super acelerada.

Las dinámicas de Risaralda y Magdalena son muy similares, con picos no muy altos

Cundinamarca tuvo una etapa ascendente del tercer ciclo bastante prolongado y con un pico muy por encima de las anteriores olas.

Bolívar estuvo con evoluciones suaves en las dos primeras olas, con una tercera ola un poco más agresiva.

Santander también tuvo una tercera ola muy fuerte tanto en la etapa ascendente como en la descendente como se aprecia en el gráfico 3. En realidad, se puede decir que este departamento ha tenido dos olas, con la segunda muy fuerte porque pasó de 500 en la primera a más de 1000 en la última.

Gráfico 3 Evolución del Covid-19 en Santander

Casos diarios según promedio semanal

Córdoba es muy interesante como Santander porque solamente ha sufrido dos olas. Venía haciéndolo muy bien después del pico de la primera ola de 645 contagiados diarios el 15 de septiembre, con una etapa decreciente que duró hasta el 4 de enero con un mínimo de casos diarios de 31. Desde esta fecha se inició segunda ola que llegó a un máximo de 1000 contagiados diarios el 28 de junio, para iniciar la zona descendente y llegar a 297 el 3 de agosto (gráfico 4).

Gráfico 4 Dinámica -19 en Córdoba

Casos diarios según promedio semanal

Conclusiones

Claramente estamos en la etapa descendente de la tercera ola, cuyo pico se produjo el 28 de julio. Se espera que dure hasta finales de agosto o más allá, si no se relajan las medidas de autocuidado, se acelera más la vacunación, se dan más pruebas diarias y no entra la variante Delta a Colombia.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial