Tercera ola, atípica: bajan contagios y aumentan los muertos

Por DIEGO OTERO PRADA

La tercera ola del coronavirus, que comenzó el 10 de marzo, es bien atípica. De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de la Salud-INS durante un promedio móvil de siete días, el 28 de abril se llegó al pico de casos diarios de Covi-19 con un valor de 17.614. Mientras tanto las muertes diarias, que parecía habían llegado a un pico el 4 de mayo con 485 casos, a partir del 15 de mayo superaron esta cifra, terminando el 18 de mayo con un promedio móvil de 504.

La evolución por territorios ha sido dispar y variable. Hasta días recientes los casos se concentraban en Atlántico, Antioquia y demás departamentos de la costa Atlántica. En las dos últimas semanas, Bogotá ha aumentado los casos diarios y el número de muertos, pero sin llegar a los máximos que tuvo en la segunda ola.

A nivel internacional, ya la mayoría de los países europeos llegaron al pico y están en la etapa descendente, lo mismo que Estados Unidos.

El pico de los infectados diarios llegó el 28 de abril

Las cifras son muy claras. El 28 de abril se llegó al pico de la tercera ola con 17 616 infectados diarios contra 17 857 para el pico de la segunda ola. Desde este punto de vista no se puede afirmar que esta tercera ola ha sido más contagiosa (gráfico 1).

Del 28 de abril al 8 de mayo, se bajó el número de infectados diarios a 15 399; posteriormente se produjo un quiebre hacia arriba que duró hasta 15 de mayo cuando se llegó a 16 828 casos, pero del 16 mayo en adelante se volvió a una tendencia decreciente que llegó a 16 177 el 18 de mayo.

En definitiva, los super contagios no han aparecido, y se está en la etapa descendente del ciclo que lleva ya 20 días. Pero, como hemos afirmado muchas veces, este virus es muy variable y todo es posible, pero por ahora la situación luce positiva.

Gráfico 1 Evolución del Covid-19 del 1 de marzo al 18 de mayo

Datos actuales y promedio móvil semanal

Fuente: cálculos con base en información del INS

Los muertos diarios volvieron a amentar

Lo difícil de esta tercera ola se encuentra en los muertos, ya que han aumentado más que en la segunda. Efectivamente, mientras el pico en esta fue de 392 muertos ocurrida el 25 de enero, esta cifra fue superada el 21 de abril (397), aumentando a un máximo de 485 el 4 de mayo, que parecía sería el pico de la tercera ola, pero el 12 de mayo los decrecimientos pararon en 464 muertos diarios, para aumentar hasta llegar a 504 el 18 de mayo, lo que se puede apreciar en el gráfico 2. Sin embargo, el aumento acelerado se paró y es de esperar que caigan los muertos diarios, se está casi en una meseta. En este sentido se puede decir que esta tercera ola ha sido más mortífera que las dos anteriores.

Por este aumento de las muertes, la tasa de mortalidad que había descendido hasta 2,57 por ciento el 23 de abril, volvió a aumentar de ahí en adelante hasta alcanzar 2,62 por ciento el 18 de mayo.

Nueve regiones (Bogotá, Antioquia, Barranquilla, Valle, Santa Marta, Santander, Cesar, Córdoba y Cundinamarca), explicaban el 18 de abril 278 muertos de un total de 348, equivalente al 80 por ciento de todas las muertes diarias, pero para el 17 mayo los muertos fueron de 287 de 496, y la proporción se redujo a 58 por ciento. Esto significa que los restantes 24 departamentos aumentaron los muertos diarios de 20 por ciento a 42 por ciento. En otras palabras, la caída futura de los muertos se concentra en estos departamentos.

Sobresalen la reducción en muertos de Antioquia, Barranquilla, Santa Marta y Cesar, el aumento de estos en Bogotá, Santander, Córdoba, Cundinamarca y la estabilidad en Valle del Cauca.

Gráfico 2 Dinámica de las muertes por Covid-19 del 1 de abril al 18 de mayo- Datos actuales y por promedio móvil de una semana

Fuente: ibidem

En Bogotá aumentan los casos y las muertes

El incremento acelerado de los casos que venía del 1 de abril se frenó el 18 de abril con 3819 casos, continuó lentamente en las dos siguientes semanas hasta alcanzar un máximo de 4515 infectados el 28 de abril. Parecía que se había llegado al pico porque los casos disminuyeron hasta el 5 de mayo a 4349 infectados, pero volvieron as crecer a 5482 el 13 de mayo, y de nuevo se tienen cinco días de disminuciones a 4896 el 18 de mayo. Es una situación muy volátil, pero no se ha producido un aceleramiento en los infectados como lo han venido diciendo las autoridades de la capital y algunos observadores.

Los muertos han venido creciendo continuamente desde un mínimo de 15 diarios el 13 de marzo a un máximo de 102 el 14 de mayo, con reducciones a 95 el 17 de mayo, aún por debajo del pico de 108 de la segunda ola el 17 de enero.

Gráfico 3 Dinámica de los caos diarios del 1 de abril al 18 de mayo en Bogotá

Fuente: ibidem

Mejoran Antioquia, Atlántico, Valle, Risaralda, Quindío, Caldas y Guajira

Siempre hemos afirmado que la dinámica del virus por territorios es muy diferente en cuanto a las etapas de ascenso, descenso y los puntos máximos.  Estos, por ejemplo, difieren notablemente en las fechas como se aprecia en el cuadro 1.

De las 33 regiones, siete tuvieron el pico en abril y 26 en mayo, pero en días no coincidentes, y a pesar de eso el pico nacional se logró el 28 de abril.

Otro hecho interesante está en que, para el 18 de mayo, en 28 regiones los contagiados diarios eran inferiores al pico respectivo que alcanzaron en abril o mayo. De los cinco restantes departamentos, cuatro, Boyacá, Nariño, Vichada y Amazonas, seguían ascendiendo y uno, Casanare, sobrepasó el máximo a que había llegado el 8 de mayo.

Claramente, Atlántico, Antioquia, Valle, Risaralda, Quindío, Caldas y Guajira vienen decreciendo desde que alcanzaron sus picos. El resto presentan una situación mixta, ya que bajan y suben, como Bogotá. Es de esperar que en los próximos días se definirá la ruta de estos departamentos indecisos, pero no hay razones para que no sigan una etapa de decrecimiento correspondiente a la tercera ola.

Las declaraciones de que las protestas van a producir incrementos en los contagios no se han cumplido, ya que estas empezaron el 28 de abril y ya deberían haberse dados los efectos negativos que suponen las casandras. En realidad, si se analizan los datos de Google Mobility no se ven cambios en la movilidad, ya que estos muestran una disminución en la movilidad en el trabajo y más gente en parques, tiendas y farmacias y ningún cambio en los hogares.

Mejora el número de vacunas diarias

En mayo el nivel de vacunación diaria promedio subió a 151 279, aunque del 16 al 18 de mayo bajó el número a menos de 100 000.

Infectados y muertes por grupos de edades

Aún no se ven cambios relevantes en los infectados y muertes diarias por grupos de edades. Hay una levísima caída en el porcentaje de infectados y muertos en los grupos de edades por encima de 70 años como se muestra en los cuadros 2 y 3. Se supone que a medida que queden totalmente vacunados los mayores a 70 años, esto se debe reflejar en menos casos y muertes.

El porcentaje de contagiados disminuyó levemente para las edades de 70 años a más de 100. En cuanto a la distribución de las muertes se da el mismo fenómeno. Es normal que, con el tiempo, estas tendencias se acentuarán y, entonces, en los grupos menores a 70 años empezarán a aumentar la proporción de casos y muertes. 

Cuadro 1 Comparación entre los picos y el 18 de mayo por regiones

Fuente: Cálculos del autor con base en información del Ministerio de  Salud

Cuadro 2 Infectados por Covid-19 del 12 de abril al 17 de mayo

Fuente: cálculos del autor con base en información del INS

Cuadro 3 Muertos por Covid-19 del 12 de abril al 17 de mayo

Fuente: ibidem

El número de pruebas cayó

En pruebas seguimos mal como lo ha sido desde el comienzo de la pandemia. No se ha logrado llegar a promedios por encima de 70 000 pruebas diarias en 2021. En los primeros 18 días de mayo el promedio diario fue de 66 932.

Conclusiones

Contra todas las predicciones pesimistas, por no decir apocalípticas, esta tercera ola no ha sido super contagiosa, si por esto nos referimos a los contagiados totales.

Sí ha sido más letal porque los muertos diarios el 18 de mayo de 504 habían estado muy por encima del pico de la segunda ola de 392, en 28,6 por ciento.

Las profecías de las casandras no se han cumplido. Decían que por Semana Santa, los contagios se iban a incrementar bastante y esto no ocurrió, sino que se dio un crecimiento normal. Luego, nos decían que las dos primeras semanas de mayo iban a ser tenebrosas. Tampoco se produjo. Ahora que las dos últimas de mayo, por las protestas, se nos iban a presentar super contagios. Pues bien, hasta ahora esto no ha ocurrido ¿Qué dirán después? Siempre, el miedo, el terror para que los ciudadanos acepten todo lo que digan los autócratas.

@DiegoOteroP

3 comentarios sobre «Tercera ola, atípica: bajan contagios y aumentan los muertos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial