Una denuncia y una renuncia

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

“¡Más hampón será su abuela!”,
“¡Un burro hablando de orejas!”
revelan versiones viejas,
de origen en mala escuela.
Que Rodríguez Orejuela
les financió la campaña,
para hacer clara la maña
de acudir a los bandidos;
ambos fatuos, engreídos,
con deshonor de alimaña.

Oír al par de voceros
de ineptitud deshonrosa,
contar historia penosa
digna de filibusteros.
Se ufanan como fulleros
de un actuar con poco honor,
sin mérito y sin loor,
que son pruebas evidentes,
que con esos ex ponentes,
antes no estamos peor.

Finalmente quedó claro,
con claridad absoluta,
que ese par de…’trastanutas’
cínicos son del descaro.
Y no se les haga raro,
-lo digo con convicción-
que, en eso de corrupción,
de enredos, coimas, torpezas,
desprestigios y bajezas,
ambos tienen la razón.

       ooo000ooo

Al fin se fue la ministra
de las comunicaciones;
la que daba mil razones
como en la red se registra.
En la carta suministra
explicación muy dolida,
porque dedicó su vida
al servicio del clan Char,
y se tiene que mar-char
y hasta le dicen “Bien ida”.
Ella aspira, dijo triste,
que a Duque le vaya bien:
¡ay, Karen Abudinén!
eso es seguir en despiste.
Este gobierno persiste
en lugar equivocado,
bien solo y acorralado,
comprando respaldo en sobres,
y, cual sus escuelas pobres,
sigue aún desconectado.

ÑAPA
Casando figuración
con carriel, poncho y arepa,
reapareció de ocasión,
para hacer oposición
alcahueteando a EPA.

@pedrojdelvalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial