¡Malditos bastardos!

Por OLGA GAYÓN/Bruselas

Lo han intentado todo contra la democracia. Se fueron muy bien equipados a pescar tiranías. En un comienzo lo estaban consiguiendo, pero en el río, el verdadero campo de batalla, los peces democráticos se están devorando a los déspotas.

Ayer los perros rabiosos del carnicero del Kremlin anunciaron que dejaban Jersón, la única ciudad conquistada después de 500.000 soldados -primero 200.000 y después 300.00-, pérdidas de miles y miles de millones de euros en armamento y materiales de guerra durante ocho meses, y tras haber abandonado prácticamente toda Ucrania, el territorio que según él sátrapa ruso dominaría en menos de una semana.

Y ayer también el impresentable de color naranja perdió la oportunidad de anunciar su regreso al poder como candidato a la presidencia de Estados Unidos a través de una gran puesta en escena mundial que haría tras las elecciones de noviembre. Luego de estrellarse contra la pared y de unos vergonzosos resultados en los que había prometido que arrasaría con los todos los demócratas, su candidatura mediática y planetaria ha quedado en suspenso.

Y ninguno de los dos, como buenos cobardes, ha dado la cara para anunciar su derrota. En el mundo esperamos que los peces democráticos de este río universal sigan devorando a esos dos malditos bastardos hasta dejarlos sin aliento.

_______________________

Ilustración de Patrick Chappatte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial