Este régimen asusta

Por GERMÁN AYALA OSORIO

Con ocasión de la pandemia, los consecuentes encierros y los mea culpa que muchos hicieron por la imborrable huella que hemos dejado en el planeta Tierra, corrió la idea-sueño de que al desaparecer el escenario pandémico, los seres humanos seríamos mejores. En el caso que nos ocupa, Colombia, esa idea-sueño cayó muy bien entre optimistas que omiten las complejidades que rodean a UNA condición humana que en momentos de crisis se torna extremadamente peligrosa.

Al revisar lo acontecido durante el degradado conflicto interno, con su estela de víctimas mortales, los millones de desplazados, los miles de desaparecidos, los torturados y perseguidos, así como los jóvenes asesinados por agentes estatales, no es difícil pensar en que algo muy malo y dañino se ha asentado en la sociedad colombiana.

Después de que el proceso de paz de La Habana nos hiciera pensar en la posibilidad de consolidar una paz estable y duradera, la quimera (idea-sueño) se fue desvaneciendo en medio del sistemático asesinato de líderes sociales y de excombatientes de las Farc. Las más de 50 masacres, solo en este 2021, dan muestra de la villanía de sus autores materiales e intelectuales.

Es preocupante comprobar cómo la siniestra, cínica, abusiva y criminal forma de actuar del gobierno colombiano es compartida por millones de colombianos.

Algo ominoso está pasando, no solo al interior de la sociedad colombiana, sino dentro del régimen de poder. Pero faltaba más: la violenta reacción del régimen ante las legítimas movilizaciones de protesta, sustentadas en un creciente malestar social y un profundo rechazo al uribismo, sobre todo de los jóvenes. Aquí se confirma la aviesa condición humana de quienes dan las órdenes de disparar, perseguir y asesinar a los manifestantes.

Pese a que por estos días asistimos a una aparente tranquilidad o «calma chicha», las tensiones subyacen, solo falta arrojar un fósforo para que la “fiesta de la guerra urbana” se tome de nuevo las calles e inunde de dolor las comunas de ciudades como Cali, Medellín y Bogotá.

Es preocupante comprobar cómo la siniestra, cínica, abusiva y criminal forma de actuar del gobierno colombiano es compartida por millones de colombianos. Esto confirmaría cuán enfermo está el país.

Por todo lo anterior, hoy nadie puede poner en duda que asusta, intimida y estremece este régimen autoritario de poder cuya cabeza más visible es Álvaro Uribe y su dócil instrumentador es Iván Duque. Y que más aterra es que, ante la posibilidad de que el uribismo pierda la presidencia en las elecciones de 2022, la violencia volverá a las calles y a los campos: los malos perdedores preferirán “hacer invivible la República”, antes de entregarla a una opción política que intente devolverle la decencia al ejercicio de lo público.

Ante la eventualidad de perder el inmenso poder del que hoy disponen y abusan, hombres con el mismo perfil político y sicológico de los que hicieron parte del comando sicarial que asesinó al presidente de Haití, estarían prestos a generar el caos, incluso a asesinar a los intrusos. La consigna del sátrapa, “ojo con el 2022”, se puede entender de muchas maneras. Es posible que se trate de una amenaza.

@germanayalaosor

5 comentarios sobre «Este régimen asusta»

  1. Thanks for a marvelous posting! I truly enjoyed reading it, you happen to
    be a great author. I will be sure to bookmark your blog and definitely will come back at some point.
    I want to encourage you continue your great work, have a nice morning!

  2. I must thank you for the efforts you have put in writing
    this site. I am hoping to view the same high-grade blog posts by you later
    on as well. In truth, your creative writing abilities has motivated me to get my own website now 😉

  3. HAY QUE DETENER ESTA MAQUINARIA SINIESTRA DE MANIPULACIÓN Y ENGAÑO PARA PERPETUAR EL NARCO ESTADO.
    TODO EL CONTROL POLÍTICO Y PÚBLICO EN SUS MANOS, MÁS LAS MAYORÍAS LEGISLATIVAS, Y UNA JAURÍA DE PERIODISMO PREPAGO Y CORRUPTO, ASESINOS A SUELDO, Y EMPRESARIADO CÓMPLICE Y CRIMINAL

    EL URIBISMO CONTROLA FISCALÍA, DEFENSORÍA DEL PUEBLO, MEDICINA LEGAL, CONTRALORÍA, CONGRESO, REGISTRADURÍA, CNE Y DESDE HOY, GRACIAS A LA MERMELADA DADA A U Y CAMBIO RADICAL, TENDRÁN PROCURADORA: MARGARITA CABELLO QUIEN AMAÑÓ EXTRADICIÓN DE MANCUSO.

    YA ESTÁN TEJIENDO LA RED…COLOCAN ESTRATÉGICAMENTE SUS FICHAS POLÍTICAS PARA CONFORMAR EL NARCOESTADO DE LA ULTRADERECHA MAQUILLADA, EN CUYO GOBIERNO LAS DIVERSAS FACCIONES DE LA CLASE POLÍTICA TRADICIONAL IMPONDRÁN SUS IMPLACABLES LÓGICAS DEL CLIENTELISMO Y LA REPARTIJA BUROCRÁTICA Y PRESUPUESTAL, Y SEGUIR CON EL SAQUEO MÁS INFAME DE UN PAÍS POR PARTE DE CASTAS PERVERSAS, MUCHAS HOY AL LADO DE URIBE CONVIRTIERON COLOMBIA EN UN BOTÍN, EN EL NEGOCIO LUCRATIVO DE FAMILIAS ENTERAS Y DE ÉLITES MEZQUINAS, TERRATENIENTES Y FINANCIERAS QUE LE CERRARON LAS PUERTAS A UNA SOCIEDAD QUE PIDE A GRITOS CAMBIOS DE FONDO.

    TIENE QUE HABER UN CAMBIO EN EL PODER POLÍTICO DE COLOMBIA. NO ES POSIBLE QUE OTRA VEZ NOS GOBIERNEN LOS MISMOS, LOS DE SIEMPRE, LOS MANIPULADORES DEL ENGAÑO, LOS QUE HAN PROPICIADO LAS DESIGUALDADES:
    COLOMBIANOS, DESPERTEMOS DEL HIPNOTISMO. ABRAMOS LOS OJOS ANTE EL VIL ENGAÑO Y MIREMOS A LO QUE NOS ENFRENTAMOS:
    NO TENGAMOS MIEDO AL CAMBIO, PUES ES MENTIRAS TODO LO QUE SE DICE DE LA OPOSICIÓN.
    ES AHORA EL MOMENTO DE ALCANZAR ESOS SUEÑOS DE CAMBIO NEGADOS POR MUCHOS AÑOS.

    • ES POR ESO QUE PRETENDEN ACABAR CON EL PROCESO DE PAZ Y CON LA JEP.
    • TAMBIÉN NEGAR LOS FALSOS POSITIVOS.

    • DUQUE: EN COLOMBIA NO HAY «MASACRES» SINO «HOMICIDIOS COLECTIVOS»
    • El «Asesinato Colectivo», prescribe…
    • La Masacre NO, por considerarse crimen de lesa humanidad.
    • ¿Ahora entienden la bajeza de Duque al llamar «Asesinato Colectivo» al crímen en Samaniego Nariño contra los 9 jóvenes estudiantes

    CADA MUERTE DUELE. LO CURIOSO ES QUE EL PRESIDENTE IVÁN DUQUE LLAME «HOMICIDIO COLECTIVO» A LA MATANZA DE CIVILES INERMES, MIENTRAS DEFINE COMO «MASACRE» LA MUERTE DE MILITARES ARMADOS EN UN ENFRENTAMIENTO CON DELINCUENTES.
    SI EL ASESINADO DE UN SOLO INOCENTE PARA HACERLO PASAR COMO GUERRILLERO ES ABERRANTE, REPUDIABLE, CRUEL Y BRUTAL, COMO SERA LA MASACRE DE 6.402 INOCENTES. !QUE HORROR!

    A LOS ASESINATOS EXTRAJUDICIALES LOS LLAMARON; FALSOS POSITIVOS. A LOS NARCOTRAFICANTES LOS LLAMARON; POLÉMICOS EMPRESARIOS. A LAS CONDENAS POR NARCOTRÁFICO LAS LLAMARON; TRAGEDIAS FAMILIARES. AHORA A LAS MASACRES PRETENDEN LLAMARLAS; HOMICIDIOS COLECTIVOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial