Encuentros con fugitivos

Por Gerardo Martínez Martínez

Escándalo de postín
el de Mattos y Cancino,
que desviaron el camino
con triquiñuelas sin fin.
Al Inpec dan coima ruin
para quitar vigilancia
y untarse con la fragancia
de las churrias del letrado,
mientras el rico inculpado
se embadurna en su importancia.

Eran «encuentros casuales»
del cliente con el togado,
un distinguido abogado
con daños estomacales.
Los argumentos formales
en medio de normas y heces,
a más de las tozudeces,
refieren la reprimenda
que buscó en su cliente enmienda,
y que ocurrió varias veces.

No contaron con la astucia
de periodistas pilosos
que filmaron, muy gustosos,
a estos pillos sus argucias.
Ambos con las manos sucias:

el reo y el apoderado-
en torticero entramado
se burlaban de la ley,
porque “sigo siendo el rey”,
aunque preso y muy untado.

Fraude del defraudador

Andrés insiste en un fraude
tan solo por suspicacia,
apoyado en esa audacia
que solo la vice aplaude.
Cuando las pruebas recaude
y las presente algún día,
los Pastrana -¿quién diría?-
concretarán sus alardes
pues, en electorales fraudes,
ellos tienen maestría.

Extradición conyugal
A Aída yo la extradito,
dijo Char el candidato,
que ahora, muy turulato,
se volvió fiel maridito.
Un recurso favorito
el de exhibir a la esposa;
pero, pregunto una cosa:
¿esos “actos de poder”
serán para así poder
tener cerquita a la moza?

ÑAPA
Se divulgó nueva encuesta
de la opinión dictadura.
Petro corona la cuesta
y otros, en orilla opuesta,
ya están sufriendo soltura.

@pedrojdelvalle

* Imagen de portada, de Kienyke

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial