En surcos de dolores

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Un 20 de julio raro
anuncian los noticieros
pues supuestos guerrilleros
van a infiltrar el “tal paro”.
Lo que parece muy raro
es que el sistema legal,
con los medios en coral,
disponen confinamiento;
de modo que, en un momento,
el paro será oficial.

Que ley seca; que no salga;
no fiestas; tampoco viajes,
que se eviten los ultrajes
y el perdigón en la nalga.
Ya no hay excusa que valga
para la gente en la calle;
se recuerda este detalle:
una mandona cualquiera,
ordenó cerrar frontera
en los linderos del Valle.

Del Distrito la alcaldesa,
-parlanchina como siempre-
el centro despeja urgente
actuando como una tesa.
Entre risas de franqueza,
es pertinente aclarar:
Si capitolio encerrar
para evitar los rufianes,
pues no citen a esos manes
y no los dejen entrar.

En la casa quedan bien,
juiciositos, consentidos,
como niños bien nacidos
y como “gente de bien”.
Gabelas a tutiplén;
discursos de palabrotas,
marrullas y jugadotas;
que hagan reunión virtual,
con la manera ya usual
de “rascarse las pelotas”.

@pedrojdelvalle

Un comentario sobre «En surcos de dolores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial