El sector eléctrico produce menos del 5% de emisiones de GEI

Por DIEGO OTERO PRADA

XM, la entidad encargada del manejo del mercado eléctrico en Colombia, hace cálculos de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del sector eléctrico.

Para 2019 y 2021, XM informa que las emisiones de GEI fueron de 11,8  y 9,4 millones de toneladas, equivalentes a 4,3% y 3,4 % del total en Colombia en 2019 de 275 millones de toneladas.

Anteriormente, yo había informado que eran de 4,9% en 2019 y Acolgen las estimaba en 5,0 %.

Las emisiones de GEI debidas al sector eléctrico colombiano representan máximo el 0,075 por ciento del total mundial de este sector, y menos de 0,025 por ciento de todas las emisiones, es decir, nada prácticamente, y en Colombia hay voces apocalípticas que claman sobre el peligro  de que estamos matando al mundo.

Si se quitan las emisiones de CO2 producidas por el carbón, los porcentajes se reducen a la mitad, es decir, casi a cero. Entonces, tampoco debemos tenerle temor al carbón en generación y dar un tiempo de diez años para hacer la transición a más hidroeléctricas, gas   solar y eólica.

El sector eléctrico colombiano no es problema en  la descarbonización

Estas cifras son muy importantes porque muestran que en Colombia el sector eléctrico produce muy pocas emisiones, explicable por el papel de las hidroeléctricas que representa la generación entre 70% y 80%, dependiendo de las condiciones climatológicas.

Entonces, el sector eléctrico colombiano está en el conjunto de países que produce menos emisiones en el mundo, que se caracterizan por el uso de la hidroenergía.

Esto significa que el problema de las emisiones de GEI en Colombia no se encuentra en el sector eléctrico, como confusamente una serie de ambientalistas fundamentalistas y supuestos expertos se la pasan repitiendo que la transición energética en Colombia corre por llenarnos de plantas solares y eólicas, desconociendo las cifras, como es normal en estos fundamentalistas ignorantes de los datos.

El problema se encuentra en la influencia eurocéntrica en nuestros ambientalistas, que no se han podido dar cuenta que Colombia no es Italia, ni Alemania, ni Polonia, ni Suiza, ni Inglaterra, ni Estados Unidos, ni Polonia. Están dominados por las ONGs anglosajonas y europeas que, correctamente, se refieren a sus países, pero estos ambientalistas colombianos  trasladan lo que se dice en Europa a Colombia. Viven dominados intelectualmente por el eurocentrismo.

La generación de energía eléctrica en el mundo

En el cuadro 1 se presenta la generación de energía eléctrica por fuentes de energía.

En primer lugar, a nivel mundial el carbón es la fuente que más se usa para generar energía eléctrica, con una participación de 35,99% en 2021, seguido por el gas natural con 22,9%, la hidroelectricidad con 15,01%, las solar, eólica y otras renovables con 12,85%  y la energía nuclear con 9,84%.

Por fuentes de energía para producir energía eléctrica, Noruega, Colombia, Austria, Ecuador, Costa Rica, Perú y Brasil  son los países en que la hidroelectricidad explica más del 50% de la generación, pero esto ocurre en la mayoría de los países de Sur América (se excluyen Argentina y Chile) y Centro América, África y Asia.

Por los países escogidos para el análisis, en Francia, Bélgica, Rusia y Estados Unidos la energía nuclear es importante.

El carbón y el gas representan para muchos países entre el 40% y 60% de la generación, como en Argentina, Italia, Estados Unidos, Rusia y Alemania.

Las energías solar y eólica tienen participación superior al 10% en Alemania, Brasil, Argentina, Estados Unidos. Austria  e Italia.

Se puede afirmar, que es en Europa y Estados Unidos donde el sector eléctrico está muy sesgado hacia los combustibles fósiles.

Cuadro 1 Generación de energía eléctrica por fuentes para 2021 %

Los totales por país no suman exactamente a 100 por ciento. Los errores provienen de la fuente.

Fuente: cálculos con base en información de World in Data: Energy y CO2 Country Profiles

Participación del sector eléctrico y la producción de calor en las emisiones

En el cuadro 2 se presenta la participación de lo que se llama sector eléctrico y calor en las emisiones de GEI a nivel  mundial y en 39 países escogidos. Hay que tener en cuenta que las emisiones del sector eléctrico son inferiores a lo que dicen estos datos porque hay que excluir las emisiones por producción de calor.

Así, para Colombia aparecen 20,31 millones de toneladas de CO2 equivalente de emisiones  de electricidad y calor, pero según los datos de XM las emisiones propias del sector eléctrico son de 9,4 millones de toneladas en 2021, es decir, 10,91 millones de toneladas se refieren a producción de calor.

En el mundo, las emisiones del sector eléctrico y calor equivalen a 15,83% del total, que como todo promedio esconde muchas diferencias por países.

Latinoamérica, especialmente en Sur América y Centro América, por el papel de la hidroelectricidad, casi todos los países tienen porcentajes de emisiones por debajo de 12%, excepto Argentina, Venezuela, Chile, Honduras y Guatemala. Algo similar ocurre con África y muchos países de Asia.

En cambio, en Europa y los países anglosajones, la mayoría de los países  tienen participaciones superiores a 20% en electricidad y calor. Cuando se descuenta la producción  de calor, en países como Francia, Bélgica  y Noruega las emisiones debidas al sector eléctrico son bastante menores. Los datos sobre Noruega son muy extraños, dado que su sector eléctrico es totalmente renovable, así que sus emisiones deben ser cero, pero es imposible que 31,9 por ciento se deba a calor.

En conclusión, Colombia es diferente a Europa y a muchos países del mundo en cuanto al papel del sector eléctrico en la generación de

Cuadro 2 Participación del sector eléctrico y la producción de calor en las emisiones de GEI en millones de toneladas para 2019 en tanto por ciento

Fuente: ibidem

Conclusiones

En Colombia hoy no hay urgencia en instalar plantas solares y eólicas, lo que necesitamos es más hidroeléctricas, aunque a los ambientalistas fundamentalistas esto no les gusta. Cómo quisieran los países de Europa tener el potencial de hidroelectricidad de Colombia.

En Colombia, nuestros fundamentalistas solamente quieren darle empleo a los países que venden este tipo de energías renovables, principalmente China y algunos países europeos, de algo que no necesitamos con urgencia, y  nunca piensan en una política industrial de fabricar estos equipos en el país.

Otro asunto es establecer una política de descentralización, de generación individualista, como sería montar paneles solares en los hogares y solar y eólica en las zonas rurales para eliminar el consumo de leña y de GLP. Pero, por razones de necesidades de capacidad instalada en generación esto no se requiere para los próximos ocho años.

En definitiva, ambientalistas fundamentalistas, volteen sus miradas donde realmente se encuentra el problema del cambio climático en Colombia, es decir, en el sector agropecuario, la deforestación, los desechos y los residuos que llegan a explicar hasta el 65% de las emisiones de GEI.  

La tan cacareada transición energética no se localiza en el sector eléctrico. Hay que dejar la obsesión por plantas solares y eólicas. Los desechos y residuos que botamos todos los días producen más emisiones que el sector eléctrico.

Cuando los análisis se hacen con cifras y argumentos serios, las especulaciones se desbaratan.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial