El ascenso de los vices

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Sí, cambios en gabinete
con ascenso de los vices;
se ahorran las directrices
y todo sigue al garete.
De Navidad un juguete
para el que el libro escribió
-y de coautor lo llevó-
sobre Economía Naranja;
para él, frutos de una granja,
pero el premio recibió.

También en el del Interior,
ascendieron otro vice:
politiquero se dice,
mejor dicho, es el rumor.
La Arango era sin sabor,
-excúsenme que me meta-
esa ni tenía carreta;
y, en cambio, este mozalbete,
recoge el viejo juguete
de un tal Martínez Zuleta.

Salen dos damas, se nota.
Entran dos hombres, se ve.
Y entonces ¡ay, sumercé!
se les descuadra la cuota.
Cabecitas con pelota
la solución – ¿quién diría?-
de un gobierno que porfía
no en cambios sino en ascensos,
es que se busquen consensos
y ascienda Martha Lucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial