Del poder al descrédito

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Perdió la acreditación
la tal U “Sergio Arboleda”,
a la que solo le queda,
la mala reputación.
Dicen que la decisión
fue por tramoyas variadas,
-muchas veces comentadas-
de apellidos muy curtidos,
que actuaron como bandidos
entre trampas y andanadas.

Su prestigio iba colgado
de la nómina oficial
que presidente y fiscal,
le entregaron con agrado.
Bastaba tan solo el grado
en el plantel aludido
para que fuera incluido
en cargos de primacía,
que el propio rector urgía,
fuera torpe o estupido. (sic)

Tuvieron varios ministros,
gerentes y directores,
todos muy super doctores
con la Sergio en sus registros.
Pero al ver sus suministros
de inteligencia notoria,
no ha sido buena su historia;
quedaron en medianía,
se les volvió noche el día
en su “Arboleda” sin gloria.

Pues, si a la RE-PUTA-CIÓN
le suprimimos la erre,
necesario es que recuerde,
que aparece (im)putación.
Si, al final, se quita el CIÓN
y al mal rector se le imputa,
toca corregir la ruta:
la supresión antes dicha,
los consume la desdicha,
pues queda solo la PUTA.

ÑAPA 1
La disfonía afecta a Petro,
según lo dijeron hoy.
Desde esta tribuna impetro,
que a Gustavo den penetro,
callen Bolívar y Roy.

ÑAPA 2
Con “Nuevo Conservatismo”
se proponen renovar.
Pastrana y Yepes lo mismo;
están allá en el abismo
del azul “Jurassic Park”.

@pedrojdelvalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial