Covid: vertiginoso descenso, pero habrá cuarta ola

Por DIEGO OTERO PRADA

Ya van dos meses y nueve días de la etapa descendente de infectados y muertos diarios de la tercera ola, más larga que las dos primeras.

Pero, desde las dos últimas semanas se observa una disminución en la tasa de contagiados, esperándose que se esté llegando poco a poco al aplanamiento o el comienzo de la cuarta ola.

La tasa de recuperación de 96,7% es un hecho positivo, pero la lenta vacunación y el escaso número de pruebas no garantizan un control adecuado de la pandemia.

Continúa reducción en casos y muertos diarios

Estamos ante la presencia de una etapa descendente de la tercera ola de larga duración, ya que van dos meses y nueve días.

En la gráfica 1 se presenta una comparación de la evolución nacional del covid-19 en Bogotá y el resto del país. Hasta el 28 de junio de 2021, día del pico, las diferencias entre Bogotá y el resto del país eran constantes. A medida que se ha entrado en la etapa descendente, las diferencias se achican, pese a que la participación de Bogotá en el total ha disminuido de un máximo de 34,3% el 4 de julio a un mínimo de 18% el 24 de agosto, para estabilizarse en los siguientes días hasta el 7 de septiembre a alrededor de 20-21%.

En la semana del 5 al 11 de septiembre la reducción en los casos diarios ha sido de 2,2% por día en comparación con 4,2% en la semana del 24 al 31 de julio. O sea, ya comienza a verse una disminución en la tendencia a disminución de los infectados diarios, que puede ser una señal de que se va a llegar a un punto mínimo en las siguientes semanas. En el gráfico 1 se observan cómo las pendientes de las curvas avanzan hacia un aplanamiento.

En valores, los infectados diarios bajaron de 2055 el 31 de julio a 1761 el 7 de septiembre.

De los 33 territorios, 30 muestran una tendencia decreciente, excepto los departamentos de Atlántico desde el 29 de agosto y Norte de Santander y Guajira desde el 2 de septiembre.

Gráfico 1 Evolución del Covid-19 en el total, Bogotá y el resto del país

Los muertos han venido disminuyendo aceleradamente de un pico de 663 el 28 de junio a 62 el 7 de septiembre, colocándose al mismo valor que el 17 de junio de 2020.tres meses después de haber comenzado la pandemia. A diferencia de los infectados diarios, en muertos la reducción sigue rápida (gráfico 2).

La caída en Bogotá ha sido impresionante, de 6 casos el 7 de septiembre, es decir, el 10% del total nacional, cuando antes había llegado a porcentajes de 31%

Gráfico 2 Dinámica de los muertos diarios desde el 1 de enero al 7 de septiembre según valores reales y promedio de siete días

Vacunas, pruebas y recuperados

El punto positivo son los recuperados que llegaron el 7 de septiembre a 96,7%, el valor más alto desde que comenzó la pandemia en marzo de 2021.

En vacunación, el mes de agosto y septiembre han sido muy malos, con promedio de vacunados por debajo de 300 000 desde el 13 de agosto y por debajo de 200 000 desde el 2 de septiembre. Si este ritmo no cambia no se llegará a la meta de 70% el 31 de diciembre y es un factor para que se dé la cuarta ola.

Al 5 de septiembre, con la suposición de que el total de vacunas corresponde a dos dosis por persona, el 35,4% de los colombianos ya estaban vacunados.

Por regiones, el orden de mayor a menor de los primeros, eran:

Amazonas 45,2%
Bogotá 43,4
Quindío 42,8
Risaralda 40,8
Boyacá 40,6
Caldas 40,3
Santander 39,0
Antioquia 39,9

En pruebas también seguimos mal, con promedio apenas alrededor de 50 000 diarias. Por supuesto, la positividad, el número de casos sobre pruebas, como es normal en la etapa descendente ha venido disminuyendo de los valores superiores a 50,0% de la etapa ascendente, a menos de 10,0% desde el 5 de agosto, de 5,0% a partir del 22 de agosto y de 4.0% desde el 30 de agosto.

¿Cuándo será la cuarta ola?

Hay mucha especulación sobre este asunto. Los profetas del gobierno nacional y de la secretaría de Salud de Bogotá dicen que ocurrirá en la tercera o cuarta semana de octubre.

Nadie en el mundo puede predecir qué ocurrirá con el Covid-19 después de una semana, excepto con alta probabilidad de error. Hablar con anticipación de un mes y medio es una total irresponsabilidad.

De acuerdo con la teoría de los ciclos, debe darse una cuarta ola porque estamos lejos de la inmunidad de rebaño.

Para el 7 de septiembre estaba vacunado el 35,4% de la población colombiana, o sea, 18,2 millones de personas, faltando por vacunar 33,1 millones, que son posibles colombianos a infectarse. Es una población numerosa, y dados el lento ritmo de vacunación y de pruebas una cuarta ola es inevitable, adicionado a que el autocuidado se ha relajado.

¿Entonces, cuando ocurrirá la cuarta ola? Difícil dar una fecha precisa. Debe ocurrir entre el 16 de septiembre y finales de octubre

Conclusiones

Se continuó la tendencia decreciente que comenzó el 28 de junio en cuanto infectados y muertos. Ya se observan cambios en las tendencias, en el sentido de una disminución en las tasas.

Pero, hay que anotar que, tanto por casos diarios de infectados como de muertos, se está muy por debajo de los puntos mínimos de las dos primeras olas.

En lo referente a una cuarta ola que debe producirse por razones de ciclicidad de los virus y porque la vacunación todavía está en un valor bajo de 35,4%, hay pocas pruebas y se observa que se ha relajado el autocuidado, es muy atrevido dar fechas de su comienzo.  Se estima que debe producirse entre el 15 de septiembre y finales de octubre.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial