Brujos y brujerías

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Denunció un parlamentario
que en ese “pulcro” recinto,
hubo un ritual variopinto
con muñeco, agua y bestiario.
Que les abran un sumario
por irrespeto evidente,
pidieron varios, urgente,
porque “aquí se hacen las leyes,
con micos, yeguas y bueyes,
pero somos muy decentes”.

Se debatía ese tratado
denominado Escazú,
y apareció Belcebú
de maestra disfrazado.
“Fue evidente el atentado”
expresó un tal Polo Polo,
un negrito torombolo
que oficia como mascota
de una dama a la que frota
sus babas de “lagartolo”.

Los censores fueron tres
-llamados de oposición-
que los movió la pasión
y la torpeza de Andrés.
Ven las cosas al revés.
Se ufanan de ser gritones
y desafiar con doblones
a los otros de su raza,
por ser los “perros de caza”
de bancada de bribones.

Denominar brujería
a un antiguo ritual
de tradición ancestral,
es una torpe osadía.
Eso es rendir pleitesía
a la ignorancia supina,
la malquerencia y la inquina
de obtusos legisladores
que se las dan de doctores
dejando el erario en ruina.

ÑAPA 1
Ese tal Villamizar
que atisbó la brujería,
es escaso al legislar:
él siempre prefiere actuar
con gorra de Policía.

ÑAPA 2
Si de matachos y sal
quiere el CD hacer festín,
tiene a varios en costal:
Paloma, Polo y Cabal,
Miguel, Alirio y Holguín.

ÑAPA 3
Una alcaldesa presunta
en Girón ayer se vio.
Lo que la gente barrunta
es que ella, de punta a punta
ahora es Yulia Guaidó.

@pedrojdelvalle

Un comentario sobre «Brujos y brujerías»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial