¡A marchar! Barranquilla se rebota contra las altas tarifas de energía

Por JORGE SENIOR

En el Caribe colombiano se rebosó la copa. Los comerciantes no aguantan más. La industria no aguanta más.  La gente no aguanta más. Los hogares y las empresas están estrangulados por los cobros exorbitantes de las empresas Air-e y Afinia que reemplazaron a la nefasta Electricaribe, de ingrata recordación.  El remedio que prometió el gobierno de Duque fue peor que la enfermedad.  En el último año el costo de la energía subió más del 50% en la región, el doble que el resto del país y cinco veces el nivel de la inflación general.

La razón principal es el Régimen Tarifario Especial impuesto por la CREG, integrada por comisionados puestos por Duque.  Esa CREG duquista se ensañó contra la región caribeña y mediante resoluciones que violan la ley de servicios públicos (Ley 142 de 1994) prácticamente legalizó el hurto de energía en todos los estratos sociales y trasladó esas pérdidas a las tarifas que pagan los ciudadanos y empresas honestas.  Todo esto fue posible por la complicidad de los partidos Centro Democrático, Cambio Radical, partido de la U y los conservadores y liberales que en el anterior Congreso de la República aprobaron el plan de desarrollo de Duque.  Es decir, debe quedar claro que toda esta situación es culpa de la derecha.  También fueron cómplices los alcaldes y gobernadores que callaron y se quedaron de brazos cruzados. Sólo cuando vieron que la izquierda ganó la presidencia fue que aparecieron de manera oportunista como chapulines colorados a vociferar contra el gobierno central, tal y como señalé en una columna anterior.

En buena hora Barranquilla ha tomado la delantera para jalonar la protesta ciudadana.  Los gremios de comerciantes tomaron la iniciativa de impulsar la desobediencia civil al mismo tiempo que desarrollan la vía judicial. Así lo anunciaron en rueda de prensa el martes 27 de septiembre. 

Por su  parte las organizaciones populares encabezadas por Coordeserp y las Juntas de Acción Comunal se movilizarán en una marcha que atravesará media ciudad el día jueves 29 de septiembre desde las 8 de la mañana.  El punto de partida será el parque del barrio Los Andes, el ombligo de Barranquilla, y avanzará hacia el norte donde se encuentran ubicadas las oficinas de Air-e. A esta convocatoria se han ido sumando cada vez más organizaciones sociales y todo indica que, a diferencia de la raquítica marchita uribista, ésta movilización barranquillera será multitudinaria.

El Unicornio, como medio de comunicación alternativo, estará presente cubriendo esta expresión de la ciudadanía, pues es seguro que los medios de comunicación locales dominados por el charismo, no lo harán.

Para finalizar esta columna saquemos algunas lecciones de lo que viene sucediendo.

En materia de paz, relaciones internacionales, producción de alimentos, industria, educación, producción de vacunas, la tarea del nuevo gobierno es construir sobre lo destruido.  Igual sucede con los servicios públicos o con las EPS en salud.  Y el tema de la energía nos da un perfecto ejemplo: el “Cartel del Costo Marginal” de las grandes empresas generadoras, los entuertos de Hidroituango y la compraventa de Electricaribe, los negocios oscuros en el sector eléctrico por parte del Grupo Empresarial Antioqueño, y del entramado de Alberto Ríos Velilla, William Vélez, el clan Nule-Char, y en el cual no podían faltar Uribe y sus acólitos.  Destrucción y lucro privado es su legado.  Sobre esa lucrativa destruccción será preciso construir, no sólo una nueva matriz energética, sino además un nuevo modelo económico para el sector de energía.

Por ello la tenaza del cambio tiene dos brazos que hacen palanca conjunta: el nuevo gobierno y la movilización popular. Sin lucha social y acción colectiva de la sociedad civil, el gobierno de Gustavo Petro estará limitado en su margen de maniobra, aplicando pañitos de agua tibia por aquí y por allá.  Es la fuerza del movimiento popular en las calles la que permitirá que el gobierno progresista pueda producir un auténtico cambio radical.  Un cambio radical que el partido mentiroso que lleva ese nombre jamás hará.

@jsenior2020

Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial