Marcado deterioro del empleo en Santander y el país

Por DIEGO OTERO PRADA

En este artículo presentamos cifras de varios indicadores del mercado laboral para Santander y Colombia, con base en los informes de la Gran Encuesta Integrada de Hogares para los departamentos, realizada por el DANE.

La tasa de desempleo de Santander estuvo por debajo de 8% hasta 2018 y comenzó a crecer después a niveles altos en 2019 y 2020, acercándose a la tasa de desempleo nacional, cayendo la diferencia en 2020 a 1,2 puntos (gráfico 1).

Gráfico 1 Tasa de desempleo en Santander y el país

Fuente: cálculos con base en Gran Encuesta Integrada de Hogares por departamentos

Desempleo por sexo

Como el país, hay diferencias entre las tasas de desempleo de los hombres y las mujeres, aunque las diferencias han venido disminuyendo de 5,1 puntos en 2012 a 3,2 puntos en 2020. Para 2020, año de la pandemia, las tasas de desempleo fueron de 16,4% para las mujeres y de 13,2% para los hombres (gráfico 1):

Gráfico 2 Tasa de desempleo en Santander según sexo

Para el nivel nacional, las tasas de desempleo y las diferencias entre sexos son peores que las de Santander. Las tasas de desempleo de las mujeres han estado en niveles muy alto desde 2012, entre 11,7% y 13,6% hasta 2019, para aumentar a 20,2 % en 2020, mientras que las de los hombres se mantuvieron por debajo de 8% hasta 2º19 y saltaron a 12,7% en 2020. Pero, la brecha se ha ampliado (gráfico 3).

Gráfico 3 Tasa de desempleo nacional según sexos

Hay más hombres ocupados que mujeres en Santander

En el cuadro 1 se presentan las cifras de los ocupados en Santander por sexos. Hasta 2019 el total de hombres ocupados se mantuvo alrededor de 600 mil, que bajaron a 532 mil en 2020. Para las mujeres, su volumen fue de 450 a 471 mil de 2012 a 2019, que cayó a 388 000 en 2020.

Cuadro 1 Ocupados por sexo en Santander en miles

Fuerte incremento de los desocupados en Santander

Los desocupados crecieron de 2018 a 2020, especialmente en 2020 a 157 000.  Por sexos, el incremento fue fuerte tanto en hombres como en mujeres en 2919 y 2020, en proporciones similares (cuadro 2).

Cuadro 2 Desocupados por sexo en Santander en miles

En cuanto a los valores absolutos, los ocupados fueron 1045 mil en 2012, cifra que aumentó a 1081 mil 2016, para bajar en los años siguientes hasta alcanzar 920 mil en 2020, lo que implicaría una pérdida de 161 mil puestos de 2016 a 2020 (cuadro 3).

El subempleo tanto objetivo como subjetivo disminuyó hasta 2019 en valores absolutos y, como porcentaje del total de ocupados, de 41,4% en 2012 a 27,9% en 2019, aumentó en 2019 a 34,1% y se espera que en 2020 se haya incrementado.

Los desocupados bajaron hasta 2017 y aumentaron en los años siguientes.

Estas cifras, como las tasas respectivas de desempleo que se han analizado indican que la situación del empleo empeoró en Santander antes de la pandemia, ya que desde 2017 ya se habían producido deteriores que se agravaron por la pandemia.

Cuadro 3 Ocupados, subempleados y desocupados en Santander

Disminuye la brecha entre el ingreso per cápita de Santander y el país

En el gráfico 4 se aprecia muy bien que la diferencia entre el ingreso per cáspita de Santander comparado con el del país se ha venido recortando. Hasta 2019 ambos ingresos venían aumentando, pero de 2019 a 2020 hay unas reducciones muy altas. De 721 959 a 654 318 pesos en Santander y de 708 030 a 631 833 pesos a nivel promedio nacional, que corresponden a reducciones de 9,36% y 10,76% respectivamente.

Gráfico 4 Ingreso per cápita en Santander y el país en miles de pesos

Fuente: DANE

Conclusiones

El mercado laboral ya venía deteriorándose en 2019, pero en 2020 el golpe fue mortal. En Santander, la situación empeoró más que para el resto del país, ya que las tasas de desempleo como los ingresos se acercaron a los del nivel nacional, situación muy grave que debe ser objeto de discusión en el departamento.

No hay duda de que la política de empleo, que debe ser el objetivo principal de un gobierno, ha sido un desastre en Colombia, lo que es una prueba evidente del fracaso del modelo económico que viene vigente en el país desde hace década, que sigue sin cambios por unas dirigencias política y empresarial por fuera de la realidad, sumida en unos postulados económicos que han fracasado.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial