Las 15 preguntas que Rodolfo Hernández nunca quiso responder

Por JORGE GÓMEZ PINILLA

A raíz del escándalo mediático que se desató cuatro días antes de la elección presidencial por una columna que escribí para El Espectador (15 de junio) donde hablaba de la aparente reclusión de una hija de Rodolfo Hernández en una institución psiquiátrica de Bucaramanga cuatro años después de su supuesto secuestro, hubo un hecho que pasó desapercibido pero que, en aras de una correcta interpretación de los hechos, debe ser conocido por la opinión pública.

En la columna mencionada conté que “el 16 de marzo del año en curso le hice llegar al señor Hernández un cuestionario de 15 preguntas donde le inquiría por este y otros temas concomitantes, pero nunca respondió”. Ese cuestionario le fue enviado en función de un libro que estaba preparando con Ícono Editorial, cuya publicación se haría dependiendo de la información que se obtuviera producto de una investigación tendiente a aclarar -entre muchas otras cosas- qué fue lo que en realidad ocurrió con la desaparición de esa mujer, pues su padre en un principio decía que “me la secuestraron las Farc”, después que había sido el ELN, pero nunca se preocupó por averiguar con los unos ni con los otros qué habían hecho con ella.

No hubo en esa columna ninguna acusación contra el entonces candidato, solo me dediqué a describir los pasos que había seguido en busca de comprobar si era cierto o no lo referente a su reclusión como paciente psiquiátrica. Y al final dije que “no es un hecho comprobado, aunque tampoco se puede descartar, pues hasta el día presente nada permite concluir que la persona que dijo haber visto ahí a Juliana Hernández hubiera mentido”. (Ver columna).

La importancia de ese cuestionario reside en que es prueba de que yo ya le había preguntado a Rodolfo por tan delicado tema (pregunta 14) y se había negado a responder, y fue lo que dio pie para que el director de Noticias de Univisión, Gerardo Reyes, se hubiera expresado en estos términos al día siguiente del escándalo: “Usted no debió haber retirado la columna porque tenía una versión en la que creía y la contrastó con el afectado, que no la negó. Entiendo que es una versión de segunda mano, pero adquiere relevancia cuando Hernández no la rechaza”.

Desde ese día hasta hoy, siempre he considerado que quedó un vacío informativo, pues nunca se supo cuáles fueron las preguntas que meses antes yo le había hecho al Ingeniero. Como el pago de una deuda pendiente con la historia, aquí van las 15 preguntas. Qué bueno sería si algún día Rodolfo Hernández tuviera el coraje de responderlas.

  1. Hemos sabido que a la hija que en 1975 ustedes adoptaron, le pusieron por nombre Liliana. Pero cuando ella tenía 14 años hubo un cambio de nombre, por el de Juliana. ¿De quién fue la decisión, de ella o de los papás? ¿Y a qué obedeció ese cambio?
  2. ¿Qué edad tenía su hija cuando fue secuestrada, y cómo le llegaron a usted por primera vez con la noticia de su secuestro?
  3. Más de un piedecuestano asegura recordar que usted recibió una información del GAULA según la cual habrían hecho interceptaciones telefónicas que permitían deducir que se trataba de un auto secuestro, y que por tal motivo usted no debía preocuparse. ¿Qué hay de verdad en eso?
  4. ¿Por qué usted luego del secuestro de su hija dijo -hasta 2015- que habían sido las Farc, pero luego comenzó a sostener que había sido el ELN? Si fue el ELN, ¿cuál de los frentes de esa agrupación cree que la secuestró?
  5. ¿Cuánto le pidieron a usted por el rescate de su hija, y cómo se identificaron los que le hicieron esa exigencia?
  6. En entrevista con Los Danieles usted afirmó, asumiendo certeza total: “la hija que tenía (…) me la mató el ELN. La secuestraron en el 2004”. Si es así, ¿por qué no ha hecho un pronunciamiento para pedirle a ese grupo que le indique dónde podría estar el cuerpo?
  7. Si está usted tan seguro de su muerte, ante la falta de evidencia de un cadáver, ¿qué pasos han dado para hacer que su hija sea declarada muerta por desaparición? (Esta pregunta es clave, porque fue apenas en marzo de este año -y posiblemente a raíz del cuestionario que le envié- que corrió a una comisaría de Familia de Bucaramanga a presentar esa solicitud).
  8. ¿Qué hay de cierto en que por los días del secuestro su hija tenía un novio cocainómano, que era piloto de Avianca?
  9. ¿Ha contemplado la posibilidad de que la desaparición de su hija haya obedecido a que se fue del país, considerando que tenía pasaporte y que ya había permanecido un año entero en Filadelfia? Hay quienes aseguran habría viajado por tierra, por Cúcuta hacia Venezuela.
  10. ¿Es cierto que cuando Juliana estaba viviendo en Estados Unidos usted la hizo regresar de Filadelfia porque ella le dijo que quería casarse con un inglés, pero usted por el bien de ella se lo impidió?
  11. En el año 2004, cuando ocurrió el supuesto secuestro, el gobernador de Santander era el coronel Hugo Aguilar, puesto ahí por el Bloque Central Bolívar. Para ese momento en Santander no mandaban las guerrillas sino los paramilitares, que habían tomado control total del departamento. Si eso era así, ¿en qué se basa usted para haber afirmado primero que la secuestraron las Farc, y después que había sido el ELN?
  12. Cuatro años después del supuesto secuestro entró a gobernar Horacio Serpa, cercano a la guerrilla por sus acercamientos en diálogos de paz. ¿No se le ocurrió a usted consultar a Serpa para que acudiera a los contactos que tenía con esos grupos y confirmar quiénes habían secuestrado a su hija, y tratar de saber qué hicieron con ella?  
  13. ¿Cuánto pagó usted por el rescate de su papá? ¿Es cierto que primero le pidieron 100 millones de pesos y usted les respondió “quédense con ese carcamán que ya no sirve pa’ un sieso”, y que entonces se bajaron a 50 millones, y que usted pagó esa suma?
  14. Una fuente cercana a su familia asegura que en 2008 vio a su hija Juliana recluida en el Instituto del Sistema Nervioso de Oriente (ISNOR) de Bucaramanga, cuando había ido hasta allá a visitar a un amigo suyo que padecía de ludopatía. Qué puede responder a esto: ¿es cierto o falso?
  15. ¿Qué les responde a las voces críticas que afirman que usted ha utilizado los secuestros de su padre y su hija para sacarles provecho electoral, tanto con motivo de su lanzamiento a la alcaldía de Bucaramanga como ahora a la Presidencia de la República de Colombia?

@Jorgomezpinilla

* Foto de portada, tomada de El País de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial