“La vida de los marcapasos no será muy larga”: Jorge Reynolds

Por HERMANN SÁENZ

Jorge Reynolds Pombo será recordado como el médico colombiano (bogotano, para más señas) que desarrolló por primera vez un marcapasos. Fue en 1958, se lo implantó a un sacerdote ecuatoriano y gracias a este aparato su paciente vivió hasta los 104 años. En ese entonces el marcapasos tenía el tamaño de una batería de carro; hoy trabaja en un dispositivo equivalente a un cuarto de un grano de arroz, que no necesitaría ser recargado. 

Reynolds tiene 83 años y no es ajeno a la pandemia, pues le ha tocado acoplarse al trabajo por Internet. Pero no se ha quedado quieto y su más reciente aporte a la ciencia tiene que ver con la fabricación de un monitor que facilitaría el trabajo de los médicos en lugares donde no es fácil encontrar electricidad.

“Mi nuevo marcapasos tiene el tamaño de la cuarta parte de un grano de arroz, pesa menos de un gramo y tendrá un costo inferior a los actuales.”. Foto de la Universidad Católica

¿Qué le hace falta para terminar este marcapasos milimétrico y quién sería el primer beneficiado con el implante?

Estamos esperando el permiso. En EE. UU. se hará la primera implantación en seres humanos. La persona la elige la clínica y las autoridades toman la decisión de cuál va a ser el paciente. Obviamente, son voluntarios los que pueden recibir el nuevo marcapasos. Este fue fabricado en Taiwán con ingenieros colombianos, la financiación llegó de diferentes partes y los que lo hicieron han pedido que se haga el primer implante en Estados Unidos.

¿Cuáles son las ventajas del nuevo marcapasos?

Es una implantación bastante sencilla y no hay que cambiarle la batería. Esto causa menos traumatismos para el paciente porque no requerirá hospitalización, es ambulatorio y por tanto rebaja costos. Además, hay facilidades para ver el funcionamiento del aparato y el tamaño lo hace menos invasivo. Los riesgos asociados a que el cuerpo lo rechace, son absolutamente mínimos. El nuevo marcapasos tiene el tamaño de la cuarta parte de un grano de arroz, pesa menos de un gramo y tendrá un costo inferior a los actuales.

¿Cuál es el futuro de los marcapasos?

En el mundo cada vez se trabaja en la creación de sistemas que sean menos traumáticos. En poco tiempo, mediante terapias y nuevos desarrollos tecnológicos, desaparecerán los marcapasos. Es que la vida de los marcapasos no va a ser muy larga, hoy en día con células madre se trabaja en la regeneración del sistema de conducción del corazón, el que hace que este se contraiga. Se trata de regenerar lo que se ha lesionado, el sistema de conducción cardíaco, por medio de células madre. Eso se está investigando en varias partes en el mundo.

Usted trabajó con los corazones de las ballenas y ahora lo hace con corazones de insectos ¿a qué se debe ese cambio?

Quiero conocer y aprender cómo son los corazones de esos animales y qué nos pueden enseñar: el de la ballena tiene cuatro cámaras, pesa dos toneladas y es 4.500 veces más grande que el del ser humano. En el caso de las abejas es diferente: a diferencia del ser humano su corazón posee cámaras que se contraen secuencialmente. Es interesante ver la susceptibilidad a todos los cambios climáticos que están apareciendo y qué tanto pueden incidir en las abejas. Son trabajos pioneros, porque hasta donde sabemos en el mundo nadie está trabajando en este proyecto.

¿La pandemia, cómo le ha afectado en su trabajo?

Hemos tenido que trabajar todo por Internet, pero en muchas cosas de investigación no hay la práctica, hasta ahora estamos tomando una rutina y aprendiendo que sí se puede trabajar y que esto dejará muchas posibilidades, que la parte virtual se incorpore a la investigación. Obviamente en los laboratorios no se puede cambiar la rutina, pero mucho de la parte investigativa si va a ser una de las nuevas tendencias de la educación.

¿En que consiste el desarrollo de un monitor médico que se puede emplear en cualquier parte y en el cual usted está trabajando?

Estamos trabajando en algo que sea útil para ayudar en la pandemia: se trata de un pequeño monitor para las unidades de cuidado intensivo (UCI) con algunas innovaciones. Es una unidad pequeña, barata, lo más versátil posible, para que pueda ser usado con baterías o con células solares en los lugares donde no hay electricidad. El monitor es fundamental para el médico, para poder conocer los parámetros relacionados con electrocardiografía y frecuencia respiratoria, ver en qué estado se encuentra el paciente, poder monitorizarlo, en fin. El monitor en ciernes tendrá una alarma donde si se pasa de los parámetros normales, le avisa al médico al celular y lo puede tener en una pantalla o en un televisor grande. Será una valiosa herramienta complementaria de la información que necesita el médico.

¿Esa pantalla se puede usar en cualquier parte del país, así no haya energía eléctrica?

Exacto. Tiene una batería de litio, que le da una autonomía de 24 horas y se puede cargar con una pequeña batería solar. Estamos terminando el prototipo.

¿En cuanto a la parte electromagnética, tiene alguna investigación para combatir el covid-19?

También estamos haciendo ensayos con diferentes frecuencias en el campo electromagnético, para ver las diferencias de sensibilidad que puede tener el virus con las frecuencias altas.

¿Cómo ve el trabajo de la ciencia en la búsqueda de una solución definitiva para el covid-19?

La investigación de este problema gigantesco a nivel mundial ha llevado al desarrollo de la telemedicina, a la mejora de sistemas para el tratamiento no solo del virus, sino también de los pacientes, cambios en los conceptos de diagnóstico de los médicos, porque cada vez tendrán muchas más herramientas. Asimismo, se tendrán mayores oportunidades de hacer seguimiento a los pacientes, todo en beneficio de que cada día haya nuevas armas contra las diferentes enfermedades. Se ha demostrado que la ingeniería es muy importante dentro de la medicina y no solo la ingeniería: la física, las matemáticas, todo se vuelve interdisciplinario dentro de la medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial