Diatribas y alabanzas

Por GERARDO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

El equipo de gobierno
del ídem que ya se acaba,
escurrió siempre la baba
como marido con cuerno.
Como escopeta sin perno,
de apenas un chispún diario
y semblante perdulario,
estuvo un tanto al garete:
No fue nunca gabinete,
pareció siempre un armario.

En cambio los designados
por el gobierno que llega
son curtidos en la brega,
bien duchos y preparados.
Todos ellos doctorados,
con sapiencia y humildad,
y son buenos de verdad:
Corcho, Ariza, Leiva, Ocampo,
Gaviria, y Cecilia al campo,
y en ambiente Muhammad.

CADENA VENCIDA
Al abogado Cadena,
al que, por comprar testigos,
la justicia ha dado abrigos,
no dictándole condena.
A ese le hizo la faena,
un defensor conocido,
experto en recto torcido
que diarrea siempre lleva,
se le “lloroció la breva”
con el término vencido.

¿PROTOCOLO O PROTOCULO?
En acto de posesión
del electo presidente,
dicen no estará presente
un mal vecino faltón:
“No se extienda invitación,
ni a Guaidó ni al otro impuro”.
“Es sancocho sin maduro”;
“atrás la tal diplomacia,
“conmigo ese está en desgracia,
su suerte me importa un… lulo”

Ultrajes a De Roux
Sin leer el contenido
del documento importante,
como si fuera un tunante,
al buen padre han ofendido.
Es ultraje inmerecido
de periodista que enreda,
sin que al final ella pueda
demeritar al levita:
Ella sueña que levita,
cuando escasamente Rueda.

ÑAPA
Hubo condecoración
a un fiscal dizque juicioso
que pidió una preclusión,
y se graduó de lambón,
de obsecuente y de mañoso.

¡Qué forma de hacer el oso
en Fiscalía pavorosa!
En ese acto de alborozo,
tan solo se les vio gozo
a Iván, Jaimes y Barbosa.

@pedrojdelvalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial