Covid-19: Estamos en la quinta ola

Por DIEGO OTERO PRADA

Desde mayo de 2022 el gobierno de Iván Duque no volvió a suministrar información diaria sobre el Covid-19, sino cada semana. Esto no permite hacer un seguimiento apropiado.

Entramos a la quinta ola el 5 de mayo de 2022, cuando volvieron a aumentar los casos de infectados diarios. Y los muertos comenzaron a crecer desde el 20 de mayo.

De otro lado, la tasa de mortalidad nacional ha mejorado, mientras la tasa de recuperación se ha reducido y la vacunación perdió ritmo.

Esta quinta ola ha sido muy corta, porque se han estabilizado los infectados diarios, aunque las muertes siguen creciendo, pero su nivel es bajo. Como siempre, hay que esperar otra semana para estar seguros si efectivamente la quinta ola terminó.

Aumentan los casos

La cuarta ola terminó el 5 de mayo, cuando se llegó al punto mínimo con 211 casos diarios de acuerdo con promedio semanal.

En la semana del  6 al 12 de mayo comenzó la quinta ola que llegó a un máximo  de 3404 infectados diarios en la semana de 23 al 30 de junio.  En la semana del 1-7 de julio se estabilizaron los casos con una pequeña disminución a 3381. Si esto se confirma en las siguientes semanas, se trataría de una etapa ascendente rápida y corta, de menos de dos meses (Gráfico 1).

Gráfico 1 Evolución de los infectados diarios del 1 de abril al 7 de julio de 2022

Fuente: Ministerio de Salud

Aumentan los muertos  a nivel nacional

Para la cuarta ola, el máximo de muertes se dio el 30 de enero  con 263 fallecidos y el mínimo la semana del 12-17 de mayo con un promedio semanal de 2 muertos.

De la semana del 20 al 26 de mayo se inició el crecimiento de los muertos diarios de la quinta ola con  promedio diario de 3 que aumentó a 19 en la semana del 1-7 de julio (gráfico 2).

Gráfico 2 Evolución de las muertes diarias del 1 de abril al 7 de julio de 2022

Fuente: ibidem

A nivel regional Bogotá tiene un impacto grande

Por regiones, para la semana del 1-7 de julio, siete territorios (Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Bolívar, Atlántico y Santander) explicaban el 74,3% del total de contagiados diarios.

Bogotá ha explicado casi el 40% de todos los infectados diarios la mayor parte del tiempo desde la cuarta ola. Ya para  la semana del  24 de junio en adelante bajó a 37,0%.

En las gráficas 3 y 4 se  muestran las evoluciones de los contagiados y muertes diarias de Bogotá.

En la cuarta ola, los casos diarios en Bogotá llegaron a un máximo  7963 el 28 de enero de 2022  y a un punto mínimo de 72 el 5 de mayo.

En el gráfico 3 hay dos curvas: la azul se refiere a los casos diarios reales y la naranja el promedio diario de siete días. Obsérvese que a partir  del 30 de mayo  la curva azul representa el total de infectados por semana y la azul el promedio diario.

La quinta ola comenzó el 6 de mayo y en la semana del 1-7 de julio alcanzaba  1264 infectados diarios.

Gráfico 3  Evolución de los infectados en Bogotá del 1 de abril al 7 de julio de 2022

Fuente: cálculos los con base en información del Instituto Nacional de la Salud-INS

En cuanto a los muertos en Bogotá, en la cuarta ola  el máximo se registró con 47 muertos diarios el 3 de febrero y un mínimo de casi cero el  21 de mayo.

La quinta ola se inició el 22 de mayo con un máximo de  4 muertos el 2 de julio que descendió a 2 el 7 de julio.

Gráfico 4 Evolución de los muertos diarios del 1 de abril al 7 de julio de 2022

Fuente: ibidem

Las tasas de recuperación y de mortalidad se mueven en direcciones opuestas

A pesar del incremento en los casos y muertes diarios, la tasa de mortalidad nacional decreció de 2,295% el 30 de abril a 2,2825 en la semana del 1al 7 de julio.

Al contrario, la tasa de recuperación disminuyó de 97,3% el 12 de mayo a 96,9% del 1 al 7 de julio.

Las pruebas del 2 de junio al 7 julio de 2022 presentaron  un  promedio  diario de 17 628, similar a lo que venía sucediendo en los meses anteriores, pero muy por debajo de los promedios de más de 50 000 pruebas del año 2021.

La vacunación disminuyó su velocidad

Para el 5 de julio los porcentajes de vacunación eran:

  Una dosis:      84,41%

  Dos dosis:      72,1%

  Refuerzo:       14,18%

  Dos refuerzos: 1,87%

Es decir, todavía falta bastante porque debería tenerse ya un 905 en vacunados una vez y dosis completa.

Esta muy bajo el porcentaje de las personas con refuerzo, solamente un 14,18%

Conclusiones

Estamos en la quinta ola que se inició el 5 de mayo en infectados y el 20 de mayo en cuanto a muertos.

Parecería que en la semana del 1-7 de julio comenzó la parte descendente de esta corta quinta ola, de apenas dos meses en la parte ascendente.

Lo positivo de esta quinta ola es que no ha sido tan fuerte en infectados y muertos, pero falta todavía llegar a una vacunación de 90%  de la población colombiana para derrotar definitivamente a esta pandemia.

En efecto, los puntos máximos de la cuarta ola en  infectados estuvieron en 30 868 y en muertos en 263, cifras muy por encima de lo que viene ocurriendo en esta quinta ola.

De ahí que hay que evitar el pánico que se viene detectando en la población y en la comunidad médica que no hace ningún bien a la economía y al desarrollo personal. No hay la menor duda, que falta información por parte del gobierno que ha dado origen a este nuevo pánico.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial