Covid-19: estamos en la tercera ola, pero por regiones

Por DIEGO OTERO PRADA

En artículo anterior predije que entre marzo y abril entraríamos a la tercera ola, debido a que los virus operan cíclicamente mientras no se combatan con vacunas o se llegue a la inmunidad de rebaño. Mis análisis estadísticos de ciclos de la pandemia del Covid-19 llevaban a la conclusión que tenemos dos ciclos por año, que ya se cumplieron, y debía darse el tercero. Asimismo, comenté que la tercera ola sería menos fuerte que la segunda porque hay más experiencia y comenzó a aplicarse la vacuna a los mayores de 80 años. Por tanto, la tasa de letalidad debe reducirse.

Pero esta tercera ola tiene una característica especial: no se ha generalizado en todos los territorios. De los 32 departamentos, en 12 continúa la parte descendente de la segunda ola.

Situación nacional de casos diarios

Los infectados diarios vienen creciendo desde el 10 de marzo, de 3.331 a 5.375 el 23 de marzo, según promedio móvil de siete días, por lo cual parece que estamos en la tercera ola. Habría que esperar una o dos semanas de plazo para confirmar si en verdad estamos en un nuevo ciclo ascendente (gráfico 1).

Gráfico 1 Evolución nacional del Covid-19

Muertes, tasas de recuperación y de letalidad

En cuanto a las muertes, el 16 de marzo se pasó la barrera de los 100 casos diarios en valores absolutos y el 17 en promedio móvil de siete días.  El incremento fue de 99 el 16 de marzo a 129 el 23 de marzo. Esto es lógico: a medida que han aumentado los contagiados diarios, dada una tasa de letalidad de 2,65 por ciento que se ha mantenido constante, los muertos debían incrementarse.

Las tasas de recuperación cayeron de 96 a 95 por ciento, lo cual va en paralelo con el incremento en los contagiados.

Pruebas

Grave lo que ha pasado con las pruebas, puesto que han disminuido en 2021 a promedios diarios de: 54 801 en enero, 42 712 en febrero y 38 861 en los primeros 23 días de marzo, insuficientes, cuando se deberían tomar unas 100 000 diarias. El virus no ha cesado, sigue en el ambiente, y da la impresión de que hay mucha confianza en las autoridadespor un plande vacunación super lento (gráfico 2).

Gráfico 2 Prueba del 1 de febrero al 23 f de marzo

Vacunación

Muy regular vamos en vacunación. Hasta el 23 de marzo se habían aplicado 1 299 809 vacunas, con un promedio diario móvil de 46 239 el 23 de marzo, supremamente bajo para alcanzar el 70 por ciento de la población en 2021. Solamente en dos días, el 11 y 12 de marzo se aplicaron 186 113 y 104 282 vacunas, pero en los otros días estuvieron por debajo de 90 000. Ya lo había estimado en el informe del 17 de marzo, que se requerían desde el 17 de marzo en adelante 230 000 vacunas por día. Vamos muy mal (gráfico 3).

Gráfico 3 Evolución de la vacunación diaria del 17 de febrero al 23 de marzo

Análisis específicos de territorios

La situación es muy diferente por regiones. De las 33 que se vienen estudiando, 21 están ante una tercera ola, con la excepción de Antioquia que entró a la cuarta ola, y 12 continúan en la parte descendente de la segunda ola (cuadro 1).

Cuadro 1 Situación de las regiones según si están en la segunda o

Tercera ola

A continuación, presento los casos más emblemáticos, como siempre, los territorios con más incidencia, que explican el 23 de marzo el 67,5 por ciento de los casos, esto es, Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Atlántico. De ahí que lo suceda en estas cuatro regiones determinará la evolución de la tercera ola.

Bogotá hay que analizarlo con cuidado.  Del 11 al 19 de marzo venía con promedios diarios entre 730 y 760, pero, infortunadamente el 20 de marzo los casos subieron exageradamente a 2613, lo que cambió los promedios del 20 al 23 de marzo, haciendo que se pasara de 748 casos el 11 de marzo a 1069 el 23 de marzo, para un incremento de 42,9 por ciento. Si este dato se eliminara, se tendrían promedios alrededor de 750, considerándose la situación de Bogotá estable. Hay que esperar que ocurre en los próximos días para ver si Bogotá entra en la tercera ola. Pero, hasta ahora, la capital se ha comportado muy bien (gráfico 4).

Gráfico 3 Evolución del Covid-19 en Bogotá

Muy diferentes las situaciones de Antioquia y Atlántico que han incrementado aceleradamente los casos diarios en las dos últimas semanas. Antioquia, que va para la cuarta ola, los aumentó del 8 al 23 de marzo de 479 a 1049, para un incremento de 119 por ciento y Atlántico pasó del 4 al 23 de marzo de 252 a 1044 para un aumento de 314 por ciento (gráfica 5).

Gráfico 5 Evolución del Covid-19 en Antioquia

Para el 23 de marzo, estos dos departamentos sumaban 2093 contagiados, el 38,95 por ciento del total nacional de 5375. Es decir, que, prácticamente estas dos regiones están impulsando el total nacional de contagiados.

Valle del Cauca, igualmente inició la tercera ola el 11 de marzo, pasando de 305 casos diarios en este día a 466 el 23 de marzo, un incremento de 52,8 por ciento, bastante menos fuerte que los casos de Antioquia, Atlántico

Conclusiones

Hay gran heterogeneidad entre las regiones en lo que respecta a los contagiados por cantidad y su situación en cuanto a si continúan con la segunda ola o si ya comenzaron la tercera. De 33 regiones, 12 siguen en el segundo ciclo y 21 tienen muestras de estar en la tercera ola, aunque con diferencias entre ellas, porque hay territorios ya avanzados en la tercera ola y otros que apenas parece que están entrando en la misma.

De ahí que hay que esperar lo que ocurra en las próximas dos semanas, que está de por medio la Semana Santa.

Clave Bogotá, porque el nivel de contagios a nivel nacional lo define bastante la capital. Hasta el 23 de marzo, excepto el caso excepcional del 20 de marzo, Bogotá iba muy bien, con casos diarios por debajo de 1000.

Como ha venido ocurriendo desde el comienzo de la epidemia las pruebas son pocas y ahora la vacunación va muy lenta.

@DiegoOteroP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial