¿Ya pillaron…?

Por CARLOS “GATO” MARTÍNEZ

¿Ya pillaron que no es cool publicar cómo sus días de cuarentena los pasan viendo cine, haciendo yoga o leyendo su literatura cool, porque los que deben madrugar para ir a trabajar en servicios de salud, vigilancia o abastecimiento no la pasan tan cool?

¿Ya pillaron que no todas las personas tienen Netflix para ver las pelis que solidariamente nos recomiendan y que muchos barrios y municipios no tienen Internet y a veces ni luz, ni agua, ni alcantarillado, ni carreteras?

¿Ya pillaron que no todos podemos repletar la alacena para luego presumir que nos engordamos de tanto comer cositas ricas y pedir domicilios?

¿Ya pillaron que la forma en la que ustedes viven no es la norma general de la vida y que sus consejos de cómo pasarla bien en la comodidad de la casa azoran al resto porque no tienen trabajo… o casa? ¿Ya pillaron que hay gente que limpia, carga, cuida, maneja y que eso ni se teletrabaja ni se puede parar?

¿Ya pillaron que los alimentos no se cultivan por sí mismos, ni el agua llega mágicamente al grifo, ni la basura se recoge sola, ni los estantes se surten solos? ¿Ya pillaron que detrás de eso hay gente sacrificando la integridad propia por la comodidad de sus casas?

¿Ya pillaron que la cuarentena es urgente, necesaria y salva millones de vidas, pero que a veces la gente se tiene que encerrar con sus abusadores y maltratadores y que la medida no siempre es una fiesta de violinistas, díyeis o niños hermosos de clase alta haciendo cosas hermosas de clase alta?

¿Ya pillaron los jovencitos que andan en cleta y juran que los debemos tratar como a héroes por eso, que existe gente con múltiples incapacidades y que así libran su propia lucha y no le dicen a nadie que son héroes por ello?

¿Ya pillaron que presumir la cuarentena con fotos y vídeos como quién presume vacaciones es frívolo y no ayuda a nadie a nada? ¿Ya pillaron que presumir los privilegios o estados de bienestar puede estar siendo muy, muy temporal?

¿Ya pillaron que las iglesias son simples edificios como los bancos o los hipermercados y que no tienen ningún privilegio divino ante las crisis reales?

¿Ya pillaron que a nuestros gobiernos no les importa nuestros sentimientos o nuestros destinos o nuestras vidas, ni las de nuestras familias, sino sus propios negocios? ¿Ya pillaron lo que es el capitalismo? ¿Ya pillaron por qué era necesario apoyar los paros? ¿Por qué era necesario pelear cuando cerraron hospitales o cuando volvieron la salud pública un negocio privado, o cuando le quitaron recursos a la salud y se los dieron a la guerra?

¿Ya pillaron por qué vivíamos resentidos, los resentidos sociales?

¿Ya pillaron cómo, cuando subían las cifras de las muertes que para nosotros eran de poca importancia como el hambre en el mundo, como los refugiados, como los desplazados, como los líderes sociales, no nos afectaba porque nos sentíamos intocables, porque no sabíamos que lo que le pasa a uno, en cualquier lugar nos afecta a todos?

¿Ya pillarían los que causan el terror lo que es vivir con miedo?

¿Ya pillaron cómo, aunque nosotros no talamos la selva ni extinguimos los animales, ni torturamos campesinos ni iniciamos guerras, sí estamos pagando como especie porque tampoco hicimos nada por evitarlo?

¿Ya pillaron que de nada nos sirven los triunfadores, que el mundo no necesita más gente exitosa, ni gente de negocios, ni acaparadores ni mentes millonarias, si no gente que simplemente se conduele de la otra gente?

¿Ya pillaron cómo nos necesitamos unos a otros, cómo nadie puede estar bien si otros están mal?

¿Ya pillaron que antes solo pedíamos por nosotros… y ahora pedimos por todo el mundo?

2 comentarios sobre «¿Ya pillaron…?»

  1. Excelente reflexion y se puede concluir que estamos frente a un sistema que siempre a jugado al individualismo y que hoy se demuestra que como seres sociales siempre necesitamos del otro y que la salud no debe de ser un negocio.

  2. Excelente reflexión! Lo tengo claro desde que esto empezó. Pero también es paradójico ver que para esas personas que todavía trabajan en esos múltiples oficios de los que no podemos prescindir, la vida no ha cambiado más de tanto….continúan sobreviviendo como han estado acostumbrados: con unos pocos pesos mientras los empresarios dan alaridos en busca de apoyo para mantener sus negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial