Me voy porque alguien quiere que me vaya

Luego de seis años El Heraldo de Barranquilla decidió cancelar la columna de Jorge Muñoz Cepeda, uno de sus más reconocidos columnistas. Este escribió un texto de despedida para sus lectores, pero no lo publicaron, en lo que constituye un acto de censura. Por tratarse de un atentado contra la libertad de expresión, El Unicornio publica aquí la columna que debió aparecer hoy 27 de marzo en la sección editorial de El Heraldo.

Por JORGE MUÑOZ CEPEDA

La opinión es uno de los ejercicios fundamentales del periodismo. No solo porque sobrepasa el derecho que tienen los ciudadanos de informarse, sino porque su misión supone la materialización de uno quizás más importante: el derecho a decir lo que se piensa. 

A través de la interpretación argumentada de la realidad, los columnistas de prensa son los encargados de contar las verdades no oficiales; de propiciar la discusión pública sobre los asuntos más sensibles; de denunciar las injusticias, las inequidades, los abusos de poder; de alertar a la gente sobre los peligros implicados en el conformismo y la quietud; de fomentar la reflexión sobre lo que somos y lo que queremos ser.

Durante algo más de seis años he intentado honrar estos principios en el espacio que generosamente me ofreció El Heraldo, un medio muy cercano a mi corazón, para expresarme con absoluta libertad.

En el camino he debido afrontar, como muchos columnistas en Colombia, las consecuencias de opinar con independencia: insultos, denuncios penales, amenazas. Pero también, y es lo más importante, he recibido la recompensa de contar con el apoyo, el respeto y la lealtad de quienes cada semana me han concedido el favor de su lectura.

A esos lectores debo informarles que El Heraldo, a través de un canal administrativo, me ha comunicado su decisión de prescindir de mi columna de los viernes. Aunque ignoro la motivación editorial de esta medida, comprendo que la nueva dirección tiene la potestad de hacer los cambios que estime convenientes.

No oculto mi decepción y tristeza, no tanto por la cancelación del espacio, sino por la manera en la que me fue anunciada. Una llamada de la directora, un correo electrónico con su firma o un mensaje suyo de chat hubiese sido suficiente muestra de cortesía para despedir a un colaborador leal y, tal vez, para dejar las puertas abiertas a nuevos encuentros en el futuro. No he querido forzar una conversación no deseada con un interlocutor no dispuesto. Ese sinsabor es el sentimiento que prevalece en esta despedida.

Confío en que mis aportes hayan contribuido en alguna medida a generar deliberaciones, a acentuar inconformidades, a desnudar las profundas deudas que tienen los poderosos con este país, a fortalecer las exigencias de construir una sociedad justa, reconciliada y en paz. Si las ideas vertidas en esta tribuna, en la forma de más de 300 columnas, lograron alertar o conmover a una sola de las personas que las leyeron, el trabajo no habrá sido en vano.

A El Heraldo, mis mejores deseos en esta nueva etapa. A los lectores, mi profunda gratitud. A los medios en general, mi llamado a que preserven este género tan necesario, a que protejan el derecho a la opinión libre, y a que no permitan que las voces críticas e independientes se pierdan en el silencio y el olvido.

Ha sido todo.

@desdeelfrio

8 comentarios sobre «Me voy porque alguien quiere que me vaya»

  1. La responsabilidad de un buen periodista,ES con LA VERDAD.Tal parece que a los dueños de los medios NO les interesa o no les conviene.Renunciar a la VERDAD es renunciar también a la LIBERTAD.Lo siento de veras por usted,señor periodista.NUNCA un correo o un WhatsApp,será una forma DECENTE de comunicar un despido.

  2. Pierde el Heraldo un extraordinario aporte, un Periodista con claridad mental, total independencia, valor civil y fino humor, lo necesitamos con urgencia.

  3. Es muy fácil decir lo que se quiere, más no por eso es la verdad, porque es lo que la humanidad vive, que por todos lados se dice hablar de la verdad y nada de eso es verdad.
    La verdad está al alcance de todos, más por el engaño a la humanidad desde todo tipo de doctrinas, en especial las religiosas, la humanidad no conoce la verdad porque se la ocultan.
    La sola pregunta de ¿Qué es la verdad? deja en evidencia que no se conoce la verdad y eso pone a la mentira como la que todos conocen creyendo que es la verdad.

  4. Desde cuándo en una decisión magistral, la Corte Constitucional con ponencia de Carlos Gaviria Díaz retiró del ordenamiento jurídico la tarjeta de periodista, nos dimos cuenta de la enorme significación de la norma constitucional que establece el derecho de opinion- y de informacion- como derecho fundamental.
    Ahora en estos momentos de crisis los monopolios- y los enemigos de los derechos humanos- persiguen ese derecho impidiendo que circulen las columnas de opinión.
    En general, los enemigos de los DH- extrema derecha y extrema izquierda- son enemigos de la libertad y la democracia. Ambos son autoritarios.

  5. Lamentable poner un tapabocas a la opinión, sin entender la necesidad imperiosa de una oposición sana para todo tipo de régimen, el respeto es una virtud que se exalta cuando se tiene a quién piensa diferente, la vileza se manifiesta con el mal uso del poder.

  6. Jorge , lastima me gustaba leerte , tus comentarios muy objetivos, desafortunadamente esa forma no muy aceptada. Suerte y bendiciones para ti.

  7. Señor Jorge Muñoz reciba un abrazo de solidaridad por pensar diferente, por tener mente crítica e independencia intelectual . A qui los que se benefician de este episodio abiertamente de retaliación por pensar es usted y los muchos lectores que tomamos nota de la situación para rechazar de plano y de actuar en consecuencia . Seguramente habrán otras tribunas para seguir leyendo sus escritos , personas como usted es lo que requiere un sistema que se resiste a seguir cayendo en pedazos ante la obligatoria emergencia de uno nuevo que responda a las sentidas necesidades del colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial