La agenda política de la pedofilia

Por SANDRA GARCÍA

Hace dos años una noticia sobre pedofilia fue escándalo en España, cuando se supo que empresarios, banqueros, políticos, jueces y hasta periodistas tenían una especie de cofradía mediante la cual esclavizaban a niñas y niños, cometiendo con ellos -y ellas- todo tipo de vejámenes sexuales. La noticia de algún modo se repitió el año pasado, con el caso del pedófilo Jeffrey Epstein, involucrando por igual al expresidente de Colombia Andrés Pastrana y al mismísimo presidente de Estados Unidos, Donal Trump. (Ver columna al respecto).

Esto haría pensar que la pedofilia tiene su propia agenda política mundial y que está establecida en los sistemas actuales. Mediante una sigla conocida como MAP (Movimiento Activista Pedófilo) surgido en 1950 y hoy revivido, pretenden no solo legalizar la pedofilia para evitar el castigo jurídico y social, sino incluirla como una más de las diversidades sexuales. Este intento de “inclusión” ha sido rechazado por el movimiento LGBTIQ, pues no se puede considerar como “diversidad” un comportamiento aberrante y denigrante, que daña a terceros y se basa en el abuso, abuso del cual mucha población LGBTIQ también ha sido víctima.

Muchas redes de pedofilia involucran a poderes políticos, económicos y religiosos de cada país. Foto tomada de Latribuna.hn

Tergiversando expresiones como “amor es amor” (muy utilizada por la diversidad), esta clase de pedófilos alega que su comportamiento no debería ser considerado ilegal. Son personas convencidas de que agredir física, sexual y psicológicamente a un menor no tiene “nada de malo”, y afirman que las violaciones o abusos son “casos aislados”. Pero de aislados no tienen nada, la pedofilia y la pederastia no sólo es un aberrante negocio encubierto incluso por ciertos gobernantes, que así amparan el “hobby” descarnado de bestias hambrientas de poder y llenas de maldad.

No olvidemos por ejemplo que Trump había dicho de Epstein que “es un tipo estupendo. De él se dice que le gustan las mujeres hermosas tanto como a mí, y muchas de ellas muy jóvenes”. (Ver noticia).

Muchas redes de pedofilia involucran a poderes políticos, económicos y religiosos de cada país; es irónico pensar que aquellos poderes patriarcales que hablan de “moral” o “salvar vidas”, que gritan “con nuestros niños no te metas”, cuando se tratan temas de género o educación sexual son los primeros que cubren a pedófilos. Y así miles de denuncias no pasan del “escándalo mediático”, careciendo de rigor investigativo y un justo castigo. 

Ningún menor de edad está en capacidad de asumir relaciones sexuales o sentimentales con un adulto; por tanto, es un acto criminal.

En Colombia los pedófilos son encubiertos y evaden la justicia: curas abusadores son escondidos o trasladados, pastores cristianos se escudan en “posesiones demoníacas”, personas adineradas como Rafael Uribe disponen de una vecindad de pobres para escoger sus víctimas, grupos armados -incluyendo al “glorioso” Ejército nacional y el norteamericano- violan niñas en manadas, un expresidente resulta amigo íntimo de uno de los mayores pedófilos del mundo. Y para rematar, el supuesto presidente Iván Duque y su Centro Democrático hacen proselitismo populista con la “cadena perpetua para violadores”, a sabiendas de que es inconstitucional. 

La pedofilia no puede volver a adquirir carta blanca, como en el tiempo de nuestras abuelas. Se necesitan políticas fuertes que vengan de la misma comunidad, no de la agenda pedófila que los cubre o que sabotea la justicia. Necesitamos que de verdad se castigue a los estupradores de menores, así vistan como “héroes de la patria”.

Aclaración necesaria: Pedofilia es la atracción sexual de una persona adulta hacia niños de su mismo o de distinto sexo, se le considera una perversión o desviación sexual. Pederastia es la práctica sexual de adultos con niños o niñas y es un delito que se paga con cárcel.

@ladytron26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial