Cagadas de la democracia

El río Baudó era su única vía de acceso. Pequeños botes se deslizaban en ambos sentidos…

El Yayo

Era tímido y manso, tenía los dientes podridos y una vocecilla escasa y débil que gastaba…

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial